Saltar al contenido

Ardilla

La ardilla se ha convertido en un animal muy popular, estos roedores se desplazan de un lugar a otro con rapidez, suelen ser recelosos de sus familiares por lo que podemos ver, viven en grandes comunidades, donde protegen las vidas de las demás, su hábitat son los árboles y todo tipo de escenarios que contengan alturas.

Estos cálidos y esbeltos roedores tienen distintas especies representativas, como las ardillas voladoras (Pteromyini) que son la especie de ardilla más pequeña del mundo y tienen vida nocturna. A continuación sabrás más a detalle todo lo que debes conocer sobre las ardillas.

Características de las ardillas

Tienen un pelaje suave y ligero que les permite trasladarse de un lugar a otro sin dificultad, por lo general dan grandes saltos de un árbol a otro, esto, en características generales que comparten las distintas especies que hay en el mundo.

Es un mamífero muy pequeño, tienen una longitud de aproximadamente unos 35 a 40 cm, la mayor parte de este tamaño se le amerita a la cola, a su vez tiene extremidades muy ligeras y delicadas, mismas que le facilitan un mejor agarre a los árboles y para la construcción delicada de los nidos.

Tienen grandes y sobresalientes ojos, a su vez tienen dos dientes también sobresalientas que les permite ingerir los alimentos mejor, más corroídos.

Lo más genial de las ardillas es que pueden llegar a ser animales domésticos, como mascota son ideales y cariñosas para las personas más curiosas y niños, si se le educa bien puede ayudar a desarrollar en los niños valores como la responsabilidad y compasión.

¿Cómo se alimentan las ardillas?

La alimentación de las ardillas por lo general es bastante ligera, consta de frutos secos, en particular nueces, también se alimentan de hojas dulces, todo depende del hábitat y si la disposición de alimentos es buena.

Para complementar su alimentación pueden consumir pequeños insectos, huevos de aves, ves más pequeñas, cortezas de los árboles, semillas, mismos alimentos que almacenan en grandes cantidades como preparación para el invierno, incluso en países donde no existe un cambio climático tan radical, las ardillas suelen prepararse por instinto.

¿Cuál es el hábitat de una ardilla?

Por lo general habitan en los árboles, las especies arborícolas en específico son las que puedes encontrar en los mismos, algunas especies deciden vivir a las orillas de los árboles, en los lugares más recónditos de las praderas o en su defecto en lugares ocultos y protegidos del resto de los animales, ese hogar que le permite almacenar grandes cantidades de alimentos.

Las ardillas terrestres, tienden a ser más receptivas con los humanos y demás especies de animales, viven en grandes comunidades familiares donde se protegen mutuamente de posibles depredadores.

Puedes ver ardillas en los huecos de los árboles, los que tapan con hojas y demás ramas para confundir al enemigo, si no ves a la ardilla subir dirigirse a su refugio muy probablemente no reconozcas a simple vista cuál es su hogar.

¿Cómo se reproducen las ardillas?

Las ardillas son polígamas, a diferencia de otros mamíferos que buscan a su única pareja para construir el nido en donde tendrán a sus crías, las ardillas, suelen reproducirse en periodos de tiempo relativamente cortos.

El macho puede aparearse con varias hembras sin ningún problema, todo depende de la receptividad de la hembra que debe darle permiso al macho para copular con ella, este acto consta que el macho le persigue por todos los árboles hasta que ella decida que está lista.

Las ardillas están listas para reproducirse a partir de su primer año de vida. El periodo de gestación puede tardar hasta unas seis semanas dependiendo de la especie de la ardilla y la cantidad de crías.

Las crías de las ardillas son vulnerables por su tamaño, y condiciones de nacimiento: nacen calvas, ciegas y sin dientes, son animales muy pequeños que requieren de la compañía de la madre en todo momento.

Ardilla
Califica el artículo.