Saltar al contenido

Ballenas Francas

No se puede negar el importante tamaño de la ballena franca. Pueden llegar a pesares un promedio de cincuenta toneladas, y medir unos dieciseis metros de longitud. Son de forma fácil reconocibles debido a las callosidades en sus cabezas, en las que viven crustáceos llamados siamidos, que son los que le dan el color blanco, asimismo tienen un agujero en forma de V, único en comparación con otros géneros de ballenas. O son de color gris obscuro o bien de color negro.

Comportamiento

No hallará información excesiva sobre el comportamiento y la vida de la ballena franca. Son bastante difíciles de investigar debido al limitado número de individuos que quedan. Se sabe que viven en conjuntos de unas diez o doce ballenas. Asimismo se piensa que no tienen fuertes vínculos sociales en los conjuntos puesto que son vistos en diferentes conjuntos durante sus vidas.

Dieta / Nutrición

Una ballena franca tiene una boca enorme, y en vez de dientes tienen cuatrocientos sesenta barbas de queratina, un tejido afín al de las uñas humanas, y que llegan a medir hasta dos,60 metros de longitud. Se nutren de los grandes bancos de copépodos y los krill son su primordial comestible. Avanzan en el agua, a un ritmo lento y con la boca abierta, de este modo pueden filtrar sus comestibles mediante sus barbas. Están prestos a ir a donde precisen con el objetivo de localizar comida, por tal razón lo mismo se nutren cerca de la superficie como en el fondo marino.

Distribución

Por su distribución se pueden dividir en 3 conjuntos diferentes de ballenas francas. Un conjunto de ballenas francas viven en el Atlántico Norte, ciertas se hallan en el Pacífico Norte, y el resto (la enorme mayoría) se hallan en las zonas del atlántico sur, pacífico y también indico sur, restringiéndose su área entre los 20º y 60º de latitud.

Reproducción

Un dato interesante debe ver con el tamaño de los testículos de una ballena franca, cada uno de ellos de ellos tiene cerca de mil libras. Los estudiosos piensan que esto les ayuda a generar el volumen de esperma preciso para acrecentar las posibilidades de concepción. En los partos observados hasta el instante la cría empieza a salir “de cola”, de manera contraria a la mayoría de los mamíferos terrestres que sacan primero la cabeza. Se ha calculado que las crías de ballenas azules amamantan unos trescientos ochenta litros de leche al día y ganan novecientos Kg. diarios a lo largo de 7 meses. La madurez se genera entre los siete y doce años de edad. Las hembras solo generan descendencia una vez cada tres a cinco años.

El periodo de gestación es un año asimismo. Cuando las crías nacen pesan cerca de dos,5 toneladas y miden unos dos metros de largo.

Interacción Humana

Los primeros balleneros consideraban a la ballena franca la mejor ballena para perseguir, antes que tuviesen todas y cada una de las herramientas de la actualidad, les era bastante difícil sacar a estas enormes criaturas del agua, no obstante, la ballena franca flota cuando muere, y eso hizo el proceso considerablemente más simple para ellos, tomando factura en la población de estos cetáceos.

Conservación

Puesto que las ballenas francas acostumbran a caminar cerca de la ribera, son ballenas populares para la gente. No obstante, sus números son arriesgadamente bajos, y se hacen precisos métodos beligerantes de conservación para ofrecerles esperanza de supervivencia. Se calcula que hay unas ocho mil ballenas francas australes en el planeta ahora. Estas ballenas pueden vivir de sesenta a ciento veinte años de edad y la población medra a una tasa del siete por ciento anual, con lo que se duplica más o menos cada diez años.

Una de las primordiales causas de muerte de la ballena franca se debe a lesiones en la cabeza, de manera frecuente debido a choques con navíos de importante tamaño que frecuentan su hábitat. Se han efectuado investigaciones para identificar los patrones de estas ballenas, para de este modo desviar a los grandes navíos de sus primordiales destinos.

Ballenas Francas
Califica el artículo.