Saltar al contenido

Cómo cuidar de un gato ragdoll

Gatos ragdoll

El gato ragdoll, que tiene una mirada intensa que lo hace especial, ya que no lo tiene ningún felino, tiene unos ojos azules bellísimos y un increíble porte que ha hecho que se gane el cariño de todos y sea uno de los principales candidatos a tener en los hogares.

Pero, ¿realmente es un gato para ti? Pues solo tienes que aprender un poco más de él para saberlo.

Cómo cuidar de un gato ragdoll

  1. Apacible: Es un gato de un carácter bastante apacible y amigable, lo cual es bastante bueno para los dueños que no les gusta demasiado los animales traviesos y prefieren los que sean más tranquilos y no estén todo el tiempo encima.
  2. Hay que cepillarlo: Su pelo es bastante manejable, lo cual lo hace bastante fácil de cepillar. Sin embargo, si no lo cepillas una vez al mes puede tragarse mucho pelo y eso hacer que expulse muchas bolas, lo cual acabará perjudicando a la salud de tu gato.
  3. Se le puede pasear: Al ser una raza tan tranquila, se le puede pasear por el exterior de la casa sin ningún problema. Siempre estará a tu lado.
  4. Crecimiento lento: Es un animal de crecimiento bastante lento, no alcanzando su tamaño definitivo casi hasta los 4 años de edad.
  5. Puede ser como un perro: Aunque puede llegar a ser bastante independiente, también puede ser todo lo contrario, y estar todo el rato encima de ti persiguiéndote por toda la casa como de un perro se tratara.
  6. Propenso a engordar: Es de esas razas en las que vas a tener que vigilar mucho la cantidad de comida que le das, porque si no engordará mucho hasta un punto donde no podrás con él.
  7. Un baño cada 6 meses: Te bastará con bañarlo cada seis meses para que esté limpio y huela bien, es una de las principales ventajas de esta raza.
  8. Perfecto para los niños: Al ser un animal tan apacible y tranquilo, es estupendo para tener con niños, ya que serán muy cariñosos con ellos.
  9. Amigables con otras mascotas: Otro gato y otro perro puede convivir con este animal sin problemas, pero ya que suele ser amigable. Aunque, claro, todo depende del carácter del otro animal.

Consejos para cuidar de tu gato

  • Ten cuidado a que acostumbras al gato, por ejemplo a que duerma contigo en la cama, porque luego te costará mucho quitarle la costumbre.
  • No tengas plantas que sean tóxicas para los gatos a su alcance o puedes acabar terminando con la vida de tu animal.
  • Cómprale juguetes y acostúmbrale a usarlos para que se entretenga, en lugar de con cosas de la casa.

Es bien conocido por todos que los perros y los gatos son los mejores animales de compañía, ya que superan al resto en cuanto a adaptabilidad y comportamiento. Estos dos tipos de animales son bastante diferentes en su interacción con los seres humanos, pero más allá de su naturaleza animal siempre evocan sentimientos de ternura, compañía y amistad en cualquier hogar.

Guía práctica sobre los mayores del planeta

Los Ragdoll, Esta raza de felinos es muy apreciada por las familias como mascota debido a su apariencia vistosa y su carácter cariñoso, como descubrirás en esta guía práctica.

Sociabilidad y comportamiento

La raza ragdoll es conocida por tener un carácter sumamente amigable y dócil, algo que no es de extrañar ya que su nombre traducido al inglés significa “muñeca de trapo”. El temperamento de estos gatos guarda muy poca relación con otros de sus parientes cercanos, que comúnmente desarrollan un carácter irritable, poco afable y algo huraño. Por el contrario los ragdoll veneran a sus dueños y prefieren la compañía de los seres humanos a vivir en soledad, por lo que esta dependencia los hace muy apropiados para la domesticación.

Los ragdoll son los gatos más recomendables para crear vínculos cercanos con los niños desde edades tempranas, ya que los padres no tienen que preocuparse de que su mascota represente algún tipo de amenaza para los pequeños. La sociabilidad y confianza que muestran los gatos de esta raza ha influido en una pérdida considerable de sus instintos básicos de defensa, siendo más vulnerables ante los peligros que otras razas de gatos. Sin embargo este hecho no determina que los ragdoll sean poco astutos, ya que se les atribuye una inteligencia considerable. Todas estas características y rasgos de su comportamiento se consideran que están determinados por el cruzamiento selectivo de varias especies de gatos muy domésticos, como es el caso de la persa, la siamesa y la birmana.

Atributos físicos

En cuanto a los atributos físicos, el tamaño de los ragdoll es su característica más distintiva, pudiendo alcanzar un ejemplar adulto macho una longitud cercana a los 90 centímetros y un peso que supera los 9 kilogramos. Esto lo convierte en una de las 5 razas más grandes, como podemos ver en este top de gatos más grandes del mundo.

Las hembras no acostumbran a superar en tamaño o en peso a los machos, pero igual sus medidas pueden llegar a ser significativas, con un aproximado de 80 cm de longitud y un peso que oscila entre 4.5 y 7 kilogramos. Cualquiera que sea su género, los gatos de esta raza tardan alrededor de tres años en alcanzar la completa madurez y un desarrollo físico en consecuencia.

Una de las razas más sociables

Además de ser una raza de gatos gigantesca con una robustez ostensible, los ragdoll tienen la particularidad de poder relejarse completamente, aflojando la totalidad de sus músculos. De esta manera cuando son tomados en brazos para acariciarlos, instintivamente su cuerpo reacciona convirtiéndose en auténticos muñecos de trapo, como indica su denominación. Esto hace de ellos una de las razas más preferidas por los humanos, como nos dicen desde la Asociación Española del Ragdoll.

El pelaje de esta raza puede presentarse largo o semilargo, pero en cualquiera de las variantes necesita un cuidado mínimo ya que no tiende a enmarañarse si se cepilla con regularidad. Las tonalidades del pelaje pueden alternar entre marrón, gris, chocolate, crema, rojizo y lila, con tres patrones de coloración fundamentales: colorpoint (las extremidades tienen un color diferente al blanco), bicolor (pelaje de dos colores), y mitted (pelaje blanquecino en la barbilla y las patas).

Cómo cuidar de un gato ragdoll
Califica el artículo.