Seleccionar página

Guepardo o chita

El guepardo también conocido como chita es el único miembro de la familia Acinonyx de los felinos, asimismo es el animal terrestre más veloz del planeta, razón en una parte del pues son tan conocidos. Tienen máculas únicas en sus cuerpos, de la misma manera que las huellas digitales de una persona.

Los tigres son los felinos salvajes más grandes del planeta. Las panteras negras son los cazadores nocturnos por antonomasia. Los leones se consideran como los reyes del reino animal. Y el guepardo, ¿qué tiene este animal de singular?

Se le conoce como chita y, de entre los grandes felinos, es el más pequeño y el más veloz. Debido al color de su pelaje, es bastante usual su confusión con el leopardo, si bien presentan peculiaridades físicas absolutamente diferentes. Esta especie se identifica por unas enanas máculas y una cabeza pequeña y redonda, con 2 grandes líneas que descienden desde sus ojos.

El guepardo estuvo a las puertas de desaparecer de forma natural hace unos diez años. Y es que, si bien sea un genial cazador, tuvo una temporada de grandes contrariedades para proteger las presas de las que se nutría, como resguardar a sus crías de otros predadores.

Además de esto, hace más o menos unos cinco mil años, el guepardo fue amaestrado para un género de caza deportiva. Esta práctica fue muy usual en países como India, Siria, Arabia, Palestina, el Magreb y el Sáhara.

La verdad es que con el paso del tiempo, el guepardo ha ido cambiando y ha dado sitio a una especie verdaderamente alucinante y llena de curiosidades. Por servirnos de un ejemplo, ¿sabías que los son animales muy tímidos? ¿Y que a ciertas hembras de guepardo se las conoce como ‘super mamás’ por ser capaces de sacar adelante a sus cachorros y asimismo a los de otras madres? No te pierdas ni un dato con nosotros.

Clasificación y Evolución de Guepardo

El guepardo es un felino grande y poderoso que alguna vez se halló en África y Asia e inclusive en unas partes de Europa. El día de hoy, no obstante, se halla en solo unas pocas zonas recónditas de su extenso rango natural, eminentemente debido al desarrollo de los asentamientos humanos y la caza de ellos por su piel. Por lo general, se estima que hay 5 subespecies diferentes de guepardo que cambian poquísimo en la coloración y se distinguen más de manera fácil por su localización geográfica. Si bien no se los considera una parte de la familia de los “grandes felinos” por el hecho de que no pueden rugir, los guepardos son uno de los predadores más poderosos de África y son más reconocidos por su enorme velocidad cuando están en una prosecución. Capaz de lograr velocidades de más de sesenta mph a lo largo de cortos periodos de tiempo, el guepardo es el mamífero terrestre más veloz del planeta.

Guepardo

Anatomía y apariencia del chita

El guepardo tiene un cuerpo largo y delgado que está cubierto de piel gruesa amarillenta y salpicado de pequeñas máculas negras. Su cola larga ayuda con el equilibrio y el cambio de dirección velozmente y, en contraste al resto del cuerpo del guepardo, hay marcas anilladas durante la cola que acaba en una punta negra. Los guepardos tienen cabezas pequeñas con ojos altos que los asisten a examinar las praderas de los aledaños para buscar posibles presas. Asimismo tienen propias “marcas de lágrimas” negras que se extienden desde el ojo interno, durante la nariz y cara el exterior de la boca, que se piensa que asisten a resguardarlos de ser cegados por el sol refulgente. La velocidad inusual del guepardo es ocasionada por una serie de cosas, incluyendo tener patas traseras fuertes y poderosas, y una columna vertebral impresionantemente flexible y musculoso que deja al guepardo no solo correr de manera rápida, sino asimismo los hace muy diligentes. Asimismo tienen garras no retráctiles que cavan en el suelo, dando al guepardo un mejor agarre a gran velocidad.

Distribución de Guepardos y Hábitat

El guepardo una vez tuvo un amplio rango histórico que se extendía mediante múltiples continentes, mas su distribución el día de hoy es considerablemente más desperdigada, con un pequeño número encontrado en Van a ir y la mayor parte se halla en el África subsahariana. Si bien aún se hallan guepardos en ciertas partes distintas del este y sur de África, la mayor población de guepardos salvajes se halla ahora en Namibia, en el suroeste de África. Los guepardos se hallan más generalmente avizorando a las vastas praderas abiertas, mas asimismo se hallan en una pluralidad de otros hábitats, incluyendo los desiertos, la flora espesa y el terreno montañoso, siempre y cuando haya suministros convenientes de comestibles y agua. Los guepardos son uno de los felinos más frágiles de África, y la población se ve perjudicada eminentemente por los asentamientos humanos en desarrollo que invaden sus hábitats nativos.

ChitaComportamiento y estilo de vida del chita

El guepardo es único entre los felinos de África, primordialmente por el hecho de que son más activos a lo largo del día, lo que evita la competencia por el alimento de otros grandes predadores como los leones y las hienas que cazan a lo largo de la noche más fresca. Asimismo son una de las especies de gatos más sociables, con varones con frecuencia deambulando en pequeños conjuntos, en general con sus hermanos, y curiosamente, son las hembras los animales más solitarios, además de los dieciocho meses que pasan cuidando a sus cachorros. . Los guepardos son animales cruelmente territoriales que patrullan grandes áreas de distribución y habitualmente se sobreponen a los de otros guepardos, y en verdad leones, con hembras que tienden a deambular en un rango considerablemente más extenso que los machos. Generalmente, son animales tímidos y silenciosos, con lo que son capaces de apresar presas en las horas de luz diurna sin ser detectados tan sencillamente.

Reproducción y Ciclos de vida guepardo

Tras un periodo de gestación que dura cerca de tres meses, la guepardo hembra da a luz a entre 2 y 5 cachorros que nacen ciegos y también impresionantemente frágiles en el desierto africano. Los cachorros amamantan a su madre a lo largo de los primeros meses cuando empiezan a comer carne, y empiezan a acompañarla en los viajes de cacería, puesto que son capaces de aprender a apresar al observarla. Los cachorros de guepardo aprenden la mayor parte de sus técnicas de caza jugando con sus hermanos, y continúan con su madre hasta el momento en que puedan apresar exitosamente y también irse a buscar su territorio entre los dieciocho meses y los dos años. Lamentablemente, una de las razones primordiales de semejantes disminuciones radicales en los números de guepardo es que hasta el setenta y cinco por ciento de los cachorros de guepardo no viven hasta los tres meses, puesto que su madre ha de dejarlos todos y cada uno de los días para localizar comestibles para nutrirlos, dejando a los frágiles cachorros indefensos en frente de los predadores.

Dieta y presa de chita

El guepardo tiene una vista inusual y, por tanto, caza utilizando la vista avizorando primero a su presa (entre diez y treinta metros), y después persiguiéndola cuando sea el instante conveniente. Los guepardos de forma frecuente matan a su presa en amplios espacios abiertos, mas tienden a arrastrarla a un escondite para eludir que otros animales la asalten. El guepardo debe de hacer esto puesto que no puede comer a su presa inmediatamente, debido a que son enormemente calientes tras la prosecución y precisan tiempo para enfriarse ya antes de poder darse un banquete. Los guepardos son animales carnívoros, lo que quiere decir que solo cazan y matan a otros animales para conseguir la alimentación que precisan para subsistir. Eminentemente cazan grandes herbívoros, incluyendo Gazelle y una serie de grandes especies de antílopes como Wildebeest, así como zebras y mamíferos más pequeños como Hares. La dieta precisa del guepardo si bien tiende a depender de su localización.

Predadores y amenazas de guepardo

El guepardo adulto es un predador dominante en su ambiente y, por tanto, no es visto como presa (más como competencia) por otros grandes predadores. No obstante, los cachorros de guepardo son impresionantemente frágiles, en especial cuando su madre no caza, y son víctimas de múltiples animales, incluidos leones y también hienas, y asimismo de grandes especies de aves como las águilas y los buitres. La mayor amenaza para los guepardos son las personas, que no solamente se han apoderado de vastas áreas de su hábitat natural, sino asimismo han transformado grandes extensiones de tierra en parques nacionales. Si bien estas áreas semejan enseñar incrementos tanto en las poblaciones de leones como de hienas, los números de guepardos son considerablemente más bajos puesto que hay más competencia por los comestibles con el incremento del número de estos otros grandes predadores.

Relación de guepardo con humanos

Pese a su apariencia fiero, los guepardos han sido domados por la población local a lo largo de miles y miles de años, en tanto que fueron usados para asistir a la caza de comestibles para los campesinos. Asimismo se han mantenido en cautiverio a lo largo de bastante tiempo, mas como no semejan generar individuos particularmente sanos, se atraparon con regularidad guepardos salvajes para restaurar la línea de sangre. Cazados por personas como trofeos en una gran parte de su área de distribución natural, los guepardos han desaparecido por completo de abundantes lugares y, así como la pérdida de hábitat para los asentamientos humanos en desarrollo y la tala de tierras para la agricultura, las cantidades de guepardos prosiguen reduciendo velozmente en muchas áreas en la actualidad.

Estado de conservación de guepardos

Actualmente, guepardo ha sido clasificado por la UICN como una especie que es frágil a la extinción en su ambiente natural en el futuro próximo. La pérdida de hábitat así como el incremento de los parques naturales que cobijan un sinnúmero de predadores contrincantes ha llevado a una minoración radical en la población mundial de guepardos. Ahora se calcula que quedan entre siete mil y diez.000 individuos en la naturaleza, así como un número creciente de zoos y también institutos de animales en el mundo entero.

Datos y peculiaridades interesantes del chita

Una de las diferencias más propias entre las distintas subespecies es que su color de pelaje cambia levemente, en dependencia de su ambiente. Esos guepardos que se hallan en las zonas yermas más áridas tienden a ser más ligeros y tienen máculas más pequeñas que los guepardos reales que recorren los pastizales del sur de África, y son más oscuros, un tanto más grandes y tienen máculas más grandes. Si bien los guepardos no pueden rugir, hacen una pluralidad de sonidos diferentes, incluyendo un alarido agudo que se puede oír a más de una milla de distancia. El guepardo es uno de los felinos más propios del planeta y, si bien se lo confunde bastante generalmente con el Leopard, se piensa que su nombre procede de la palabra hindú “chita”, que significa “manchado”.

Mapa de distribución del guepardo

El guepardo, el más veloz

El guepardo o bien chita (Acinonyx jubatus) está clasificado como el mamífero más veloz del planeta. Es tan veloz que aun puede pasar en apenas tres segundos de 0 a noventa y seis quilómetros por hora.

Mapa de distribución del guepardo

Como muestra el mapa, con las zonas de mayor densidad de población en colorado y naranja, la enorme mayoría de los guepardos habitan en África Meridional y Oriental y en ciertos lugares de Van a ir.

El guepardo precisa grandes extensiones de terreno para vivir y hoy día se ve muy conminado por la pérdida de hábitat debido al avance de la frontera agrícola y también industrial. Además de esto, al revés del leopardo (Panthera pardus), que se ajusta a vivir cerca de la gente, para el guepardo es más difícil debido a su naturaleza tímida.

Además de ser cazados como trofeos, ya desde la temporada del viejo Egipto, hace cuatro mil años, se los entrampaba para amoldarlos como mascotas. Esta costumbre se sostiene todavía hoy: son exhibidos como símbolos de status y utilizados para la caza. La consecuencia es que estos animales han desaparecido de una gran parte de su habitat.

De esta forma caza el guepardo

Otro factor que los hace frágiles es la manera en la que consiguen sus comestibles. Los guepardos se valen de su alta velocidad para apresar, mas para ser efectivos precisan espacios abiertos y genial visibilidad, puesto que un paso en falso puede representar una lesión que los condene al apetito. Como ya hemos comentado, son demasiado tímidos para hurtar las presas de otros animales.

La caza de sus presas, antílopes de talla mediana, empieza con el acecho de exactamente las mismas. Desde ese instante empieza una auténtica carrera por la vida entre cazador y presa. Tras 3 saltos, el guepardo va ya a unos cuarenta y cinco quilómetros por hora y a lo largo de la prosecución puede lograr más de ciento diez km/h en recorridos cortos, lo que lo transforma en el mamífero más veloz de la tierra.

A comer a toda velocidad

Al lograr la presa la hace trastabillar y después la asfixia hasta matarla. El guepardo no se la come enseguida puesto que, al acabar la carrera, está agotado y precisa de cinco a cincuenta minutos para recuperar el resoplo. En ese instante es usual que otros predadores más grandes le hurten la presa. Sabiendo que esto puede suceder en cualquier instante, el guepardo come mucho y rapidísimo, empezando por los cuartos del animal y pudiendo comer hasta 10kg de carne de una sentada.

El turismo irresponsable asimismo es una amenaza
La vida “pública” de los guepardos no solamente los expone a perder sus presas, sino más bien asimismo a las alteraciones por la parte de turistas irresponsables que, en su anhelo por conseguir una buena fotografía, interfieren con su habilidad para apresar. La consecuencia de estas molestias es que los guepardos pierden de 1 a dos presas cada diez que cazan y, en ciertos lugares, las pérdidas pueden llegar al cincuenta por ciento.

Guepardo cazando

Súper mamá guepardo

Los guepardos se reproducen a lo largo de todo el año y las hembras ovulan cuando tienen contacto sexual con los machos, un proceso que se conoce como ovulación inducida.

La gestación es de prácticamente 3 meses de duración, y paren de 3 a 5 cachorros, si bien se han observado hasta 8 en los casos más extraños. Es simple imaginar que, para una hembra encinta, apresar a gran velocidad es una labor difícil.

Los guepardos, singularmente las hembras con cachorros que precisan nutrición diaria, están continuamente observando sus aledaños desde una atalaya que puede ser un termitero e inclusive un árbol.

Este comportamiento no solamente les deja advertir posibles presas, sino más bien asimismo prevenir ataques a sus crías por la parte de leones, leopardos y hienas que no vacilan en matarlos. La imposibilidad de apresar, así sea por escasez natural o bien por interferencia humana, puede provocar asimismo que los cachorros mueran de apetito.

Por fortuna para la especie, hay hembras que consiguen criar la enorme mayoría de sus cachorros y son estas las que se conocen como “super madres”. Ciertas, aun, llegan a criar a los cachorros de otras hembras.

Una de estas hembras, llamada “Eleanor”, es bien conocida en el Parque Nacional Serengeti en Tanzania por haber criado el diez por ciento de todos y cada uno de los guepardos que el día de hoy viven en la zona sur de ese enorme parque. Su descubrimiento es uno de los esenciales logros del Proyecto de Guepardos del Serengeti, conducido por la estudiosa Sarah Durant.

Población aproximada

Si bien su localización taxonómica es revisada ahora, sus familiares más próximos son el puma (Puma concolor) y el jaguarundi (Puma yagouaroundi). Desde su descubrimiento en mil setecientos setenta y cinco por von Schreber la población de guepardos ha disminuido substancialmente hasta llegar a la actual situación. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) estima que hay seis mil setecientos animales adultos y jóvenes distribuidos en veintinueve sub-poblaciones y lo clasifica como una especie frágil.

Estrategia y retirada

Sin ningún género de dudas, el guepardo es un predador estratégico. Por ese motivo, cuando esta especie persigue una presa sin éxito abandona su cometido pasados los cuatrocientos metros de distancia más o menos. Esto se debe, primordialmente, al gran esmero y desgaste físico que experimentan entre carrera y carrera.

Características guepardo

 

Guepardo cachorroSin manchas al nacer

Pese a que uno de los rasgos propios físicos por antonomasia del guepardo son sus incontables máculas, la verdad es que los cachorros nacen sin apenas ninguna. En su sitio, presentan una melena que van perdiendo progresivamente, al unísono que aparecen las máculas, únicas en todos y cada ejemplar.

Un enorme corazón

En proporción a su tamaño, estos tienen uno de los mayores corazones, el más grande entre los felinos. El motivo primordial es la necesidad de un bombeo más potente de la sangre a fin de que, a lo largo de sus carreras, esta pueda llegar con sencillez al resto de su cuerpo.

La cola es su punto de equilibrio

Todo el cuerpo de esta especie está desarrollado para poder lograr altas velocidades. En verdad, su extensa cola (capaz de lograr las treinta y cinco pulgadas) asegura el equilibrio y el veloz cambio direccional de los guepardos a lo largo de sus carreras.

Tienen garras retráctiles

Las garras de los guepardos son semi-retráctiles. Esto desea decir que, al paso que el resto de felinos las usan para escalar árboles y desgarrar carne, los guepardos tienen una función de agarre para favorecer su aceleración, de igual manera que actúa el calzado de los velocistas.

No pueden rugir

En contraste a otros grandes felinos, el guepardo no puede rugir. Sí puede, en cambio, producir gruñidos y ronronear. Los sonidos que emiten están meridianamente distinguidos en 2 situaciones principales: cuando se sienten conminados, en las que se semejan a un gato airado, y cuando llaman a sus crías, empleando una suerte de chillido que se semeja curiosamente a un pájaro. Este último es muy leve y deja una comunicación sin riesgo de descubrir su situación y la de las crías ante otras especies.

Es una especie polígama

Se trata de una especie que no practica la monogamia. Con lo que, al acabar la cría de la última camada, las hembras volverán a buscar machos que les dejen proseguir con su descendencia. Además de esto, sus cachorros pueden ser de diferentes progenitores, lo que favorece la diversidad genética, un factor esencial si se tiene presente la reducida población.

Esperanza de vida

La esperanza de vida de los guepardos es de una media de diez-doce años en estado salvaje y unos veinte más o menos o bien más si están en cautividad.

El origen de sus marcas

Hay una historia de leyenda africana que explica el origen de las líneas que bajan por sus ojos. Conforme esta, una madre guepardo pensó que sus cachorros habían sido secuestrados por un cazador y fue a su busca, dejando atrás una presa que le había costado gran esmero apresar. El cazador hurtó el comestible del animal sin que este se diese cuenta. La madre tuvo una pena tan grande, que no paró de plañir y sus lágrimas se transformaron en unas largas y finas máculas en la piel. Afortunadamente, sus hijos aparecieron sanos y a salvo y supo que el cazador había sido castigado por sus malas prácticas. La historia sobre las lágrimas de la madre guepardo se transformaron en un recordatorio del respeto animal y la práctica de las sagradas tradiciones de la caza.

Marcas de chita

Guepardo o chita
Califica el artículo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This