Seleccionar página

El husky siberiano, un perro a la medida

Una de las grandes ilusiones que tienen muchos niños es tener una mascota, pues esta compañía ofrecerá atenciones y juegos al pequeño, ayudándole a drenar energías y divirtiéndolo. Una mascota no sólo es una agradable compañía, sino un aliado de por vida que genera relaciones interpersonales de altísima complejidad entre el dueño y el animal, y no son pocos quienes consideran a sus mascotas como parte de su familia. Por ello, y por mucho más, siempre se recomienda tener una.

husky siberiano

Y cuando se piensa en mascotas, la primera imagen mental que a la mayoría de las personas les viene a la cabeza es un perro. Conocido como el mejor amigo del hombre, los perros son el arquetipo ideal de mascota: fieles, afectuosos y cuidadores, son animales sumamente agraciados y divertidos que entregan su lealtad y amor a su dueño. La mayoría de las personas piensan en perros como animales peludos y afectuosos, y ese es precisamente el estereotipo del husky Siberiano.

Los orígenes

El lobo siberiano procede de Siberia, tal y como lo indica su nombre. Las áridas tundras rusas necesitaban de la formación de un compañero ideal que contribuyese a paliar el frío, a la vez que sirviese para la mejora de los medios de transporte en aquellas recónditas tierras. Por ello, las tribus Chuki, nómadas de las estepas asiáticas, amaestraron distintos lobos y los cruzaron con perros, hasta dar con la mezcla perfecta con la cual pudieran sacar rendimiento a un transporte rápido y fiel. Usando trineos, los husky siberianos se convirtieron en el principal medio de transporte de la región, por encima del caballo.

Características físicas

Los husky siberianos son perros de tamaño mediano, con un cuerpo característico de los lobos o de los perros pastores. Su pelaje es extremadamente denso debido a la naturaleza climática de la región del mundo que lo originó, por lo que son animales ideales en zonas templadas o frías. La ubicación de los colores del husky, suele ser: negro en su espalda, blanco en sus partes bajas y suelen tener los ojos azules, que son en gran parte el motivo de la gran atracción pque recibe esta raza. Las distintas variantes del perro han hecho que su pelaje posterior varíe, habiendo tipos de husky con pelajes blanco, grisáceo e incluso cobrizo y con ojos de distinto color entre sí.

Psicología del husky siberiano

El husky siberiano es un perro intrépido y muy valiente, gracias a sus orígenes salvajes. Su tamaño y musculatura, sumado a una gran flexibilidad, le permiten tener una fuerza y agilidad envidiable. El comportamiento indómito que lo lleva a escapar de habitaciones o cuartos cerrados sólo es comparable con la lealtad a su dueño,

donde destaca su elevadísima inteligencia. En general, los perros con fisionomía de pastor o lobo suelen ser bastante inteligentes, y los husky aprenderán con facilidad a hacer sus necesidades en un sitio, a ladrar a extraños o a obedecer, en general, a su dueño.

Tipos de husky

La internacionalización del perro ha hecho que el mismo varíe enormemente en sus formas. Hay distintos “tipos” de husky aceptados y reconocidos, con lo cual hay diversas variantes que son aceptadas en concursos o distribuidas bajo el nombre de husky siberiano. Entre ellas, destacan el Agouti, siendo una de las variantes más raras, pues es la que guarda mayor semejanza con un lobo real. También está el husky color Cobrizo, el husky color Sable o el husky Pinto, último que se caracteriza por un predominio del color blanco, que ocasionalmente puede cubrir todo su pelaje.

Adoptar un husky

Quien adopte un husky siberiano deberá saber que está haciéndose con un animal muy especial. Los husky son una de las razas de perros más antiguas de las que se tiene registro, pues su presencia en grupos humanos se hizo necesaria gracias a su brillante utilidad y talento e inteligencia. El perro es muy inteligente, por lo que se aconseja que se adopte para crecer y divertirse junto a un niño. Como la mayoría de los perros de talla mediana, el husky puede alcanzar con facilidad más de una década de vida.

La vida con el perro

El husky siberiano tiene una inteligencia privilegiada, y por lo tanto es fácil de entrenar y aprende con rapidez. Pese a ello, el dueño deberá ser consciente de su carácter inquieto, que le llevará ocasionalmente a fugas, siendo muy difícil retenerlo. Esto puede evitarse en hogares que habiten en ciudades y cuyos apartamentos cerrados garanticen la estadía del perro en el interior.

Adoptar un husky es una excelente decisión, tanto familiar como para quienes deseen disfrutar de una mascota a nivel individual.

El husky siberiano, un perro a la medida
5 (100%) 4 votes

Pin It on Pinterest

Shares
Share This