Saltar al contenido

Piojos y Liendres

Los piojos son minúsculos insectos que se hallan en múltiples unas partes del cuerpo, incluyendo la cabeza, las cejas, y las pestañitas. Estos viven en los humanos y se nutren de nuestra sangre.

Los más frecuentes y frecuentes son los que viven cerca del cuero capilar. A estos se les conoce como piojos de cabeza. Estos parásitos o bien plagas se hallan con una mayor frecuencia en la parte trasera del cuello y tras las orejas.

Si bien los piojos no pueden saltar o bien volar, se extienden sencillamente de persona a persona a través de el contacto de cabeza a cabeza. Asimismo es muy frecuente que se extiendan por medio de ropas o bien artículos personales compartidos (como un sombrero, toalla o bien cepillo de pelo).

Contrario a lo que bastante gente pueda meditar, la higiene personal no guarda relación con la infección de piojos en el pelo.

De qué manera son los piojos y por el hecho de que salen

Los pediculus humanus capitis son parásitos exageradamente infecciosos los que son fundamentalmente inofensivos. En contraste al piojo del cuerpo, el de la cabeza no transmiten enfermedades. Estas microscópicas plagas viven en nuestro pelo muy cerca del cuero capilar.

Los piojos posados en la cabeza deben alimentarse de otro cuerpo vivo para subsistir. Su fuente de comestible es la sangre humana la que extraen del cuero capilar. Estos bichos no pueden volar, no están en el aire, y no pueden vivir en el agua bastante tiempo lejos de su huésped. En verdad, se aferran a hebras de pelo para la vida querida en el momento en que te bañas.

Para comprender pues salen los piojos, primeramente has de saber de dónde vienen.

Orígenes

El piojo en humanos se clasifica en subtipos o bien clados en función de su composición genética. Un clado es un conjunto de organismos que no son genéticamente idénticos entre sí, mas comparten el ancestro común.

Los clados de los piojos en humanos, llamados A, B y C, tienen diferentes distribuciones geográficas y diferentes peculiaridades genéticas. Conforme el Journal of Parasitology, los piojos Clase B se produjeron en América del Norte, mas emigraron más lejos.

Evolución

Se piensa que los piojos de la cabeza se apartaron de los piojos del cuerpo (una especie afín mas diferente), hace poco más de cien,000 años.

El descubrimiento de las diferencias genéticas entre los piojos de la cabeza y el cuerpo apoya las teorías de que en este período es cuando las personas empezaron a emplear ropa.

Al tiempo que los piojos de la cabeza continuaron en el cuero capilar, los piojos del cuerpo mutaron en un parásito con garras que pueden adherirse a las fibras más suaves de la ropa en vez de las delgadas y finas hebras del pelo.

De qué manera se contagian

Lo primero y más esencial a comprender sobre la propagación de piojos, es que solo eres infeccioso cuando transportas a un piojo fecundado adulto y respectivamente a sus huevos o bien liendres.

Asimismo debes comprender que por el mero hecho de tener pelo en la cabeza eres hábil de contraer piojos. Ningún champú, aerosol, gelatina o bien producto elaborado con el objetivo de quitar piojos va a funcionar el cien por ciento del tiempo.

El piojo viaja arrastrándose y en más del noventa por ciento de los casos estos se transmiten de un huésped a otro por medio de un contacto personal próximo. Lo que quiere decir que una persona no inficionada debería estar en contacto directo con una persona que es infecciosa.

Compartir peines, cepillos, toallas, sombreros y otros artículos personales puede esparcir la propagación de estos bichos parásitos.

De qué forma se reproducen

Los piojos se aparean inmediatamente después de haber terminado el molde final de la piel. Los machos procuran aparearse con cada piojo que tenga un tamaño conveniente. Esto con independencia de que la otra sea hembra adulta o bien ninfas bien desarrolladas.

El apareamiento real toma un tiempo parcialmente largo, en ocasiones hasta treinta minutos o bien más. Tras el apareamiento, tanto el macho como la hembra deben sostenerse separados entre sí.

Del mismo modo que solo se precisa una hembra empapada para plagar a un huésped humano, todo cuanto se precisa es un apareamiento triunfante de piojos adultos para crear una infestación.

Quitar las infestaciones de piojos significa romper su ciclo vital. Los fármacos de control con propiedades de pesticidas se pueden adquirir sin receta o bien precriptos por un médico.

Dado a que los piojos pueden subsistir hasta cuarenta y ocho horas sin un huésped humano, es preciso el tratamiento del medioambiente. La ropa, las toallas y las sábanas se deben lavar con agua caliente y jabón, para entonces secarlas a fuego alto a lo largo de veinte a treinta minutos.

Qué son las liendres y de qué forma procurarlas

Las liendres son unas enanas cajas duras, la cuales poseen en sí a los huevos que adhieren los piojos en el pelo. ¿Qué tan pequeños pueden ser? Siendo más concretos, una liendre es más pequeña que la cabeza metálica plana de un alfiler.

Las liendres son de color pálido. Blanquecino, amarillento, bronceado claro. Por ende, pueden ser un tanto más simples de advertir en el pelo obscuro. No importa de qué color sea el pelo, para identificarlas de forma correcta es precisa una luz fuerte. En tal sentido una lupa puede ser de mucha ayuda.

Las liendres se adhieren al tallo del pelo de forma muy sólida y fuerte, lo que complica el proceso de quitarlas.

Una vez visto previamente como son las liendres, nos vamos a poder dar cuenta de que los piojos unen sus huevos muy cerca del cuero capilar.

Estos precisan el calor de una cabeza humana para sostenerse viables. En tal sentido es preciso que concentres tu busca en el pelo, mas a no más de media pulgada del cuero capilar.

Si hallas liendres en el pelo y están un tanto más distantes del cuero capilar, seguramente estén vacías y los huevos ya hayan eclosionado.

Estos pueden continuar en el pelo mucho más tarde de una infestación de piojos si no se suprimen de manera deliberada. Es bueno que tengas presente que no representan una amenaza y son tan pequeños que por norma general van a pasar inadvertidos.

Los piojos tienen determinados lugares preferidos para ocultar sus huevos. Las zonas más protegidos como la nuca y en torno a las orejas, son las que debes buscar primero. No obstante, estos parásitos pueden estar en cualquier sitio de la cabeza.

Buscar liendres secas

Para buscar los enanos huevos del piojo, una luz refulgente es esencial para hacer una busca acertada en la cabeza. La luz solar natural de fantasma completo es la mejor.

Si eso no es posible, usa la luz más refulgente que puedas localizar. Es aun mejor si puedes poner la luz a fin de que reluzca de manera directa en la cabeza dónde estás efectuando la busca.

Si estás examinando a una chavala con pelo largo, toma ciertas pinzas para el pelo. Debes sostener recogido todo el pelo, salvo la sección concreta que buscas. Repasa de forma sistemática cada sección para saber qué secciones ya has revisado y cuáles faltan por contrastar.

Debes peinar a través del pelo en todos y cada sección examinando una capa al unísono. Mira con mucha atención todos y cada uno de los mechones de pelo cerca del cuero capilar conforme avanzas con el peinado. En el vídeo ahora se muestra de qué forma supervisar meticulosamente la presencia de liendres en la cabeza:

En el proceso de busca de liendres secas, puedes que te halles con todo género de restos enanos de color pálido en el pelo. En un comienzo puede resultar realmente difícil saber qué miras y si podría tratarse de estos huevos parásitos.

Un consejo: puedes recoger pelusas, caspa, restos de champú y cosas de este modo con bastante sencillez. Este NO es el caso de la liendre. Estas están unidísimas con pegamento fuerte que rodea el pelo. Por norma general no se puede eliminar la liendre del pelo sin tirar de él hasta el final de la punta del pelo.

De qué manera saber si tienes piojos o liendres

El piojo puede ser realmente difícil de advertir, aun cuando la cabeza es inspeccionada de cerca. Son pequeños bichos blanquecinos o bien de color cobrizo grisáceo que van desde el tamaño de una cabeza de alfiler hasta el tamaño de una semilla de sésamo.

La única forma de estar seguro y también indentificar que alguien tiene piojos en la cabeza es peinando su pelo con algún peine singular de dientes finos y hallar a uno de estos vivos.

Para comprender de qué manera identificarlos, resultaría útil conocer las 3 formas diferentes de piojos que se sitúan en nuestra cabeza:

Huevos

El piojo en su etapa de huevo no es más que la liendre en forma ovalada la que se adhiere al eje del pelo. Son bastante difíciles de ver a simple vista, en tanto que son tan grandes como un nudo en un pedazo de hilo.

Normalmente de color blanco o bien amarillo. Con frecuencia se confunden con la caspa o bien las costras y generalmente tardan en torno a ocho a nueve días en eclosionar. Los huevos en este punto muchas veces se encuentran cerca de la base del eje del pelo.

Ninfa

Una ninfa es un piojo inmaduro que eclosiona del huevo. Esta tarda entre de nueve a doce días en madurar y transformarse en adulto.

Adulto

Un piojo adulto es del tamaño de una semilla de sésamo, tiene 6 patas y su color va de blanco a grisáceo.

Este debe alimentarse de la sangre para subsistir hasta treinta días en la cabeza de una persona. Si cae fuera de la cabeza de alguna persona va a morir en uno o bien un par de días.

Suprimir los piojos y liendres de la cabeza

En el momento en que puedas identificar que efectivamente hay una infección de piojos, debes minuciosamente peinar el pelo de la persona perjudicada a lo largo de cinco días seguidos, con un peine singular para estos fines.

En el vídeo ahora te mostramos de forma detalla de que se trata todo:

Para auto asistirte en este proceso, puedes utilizar algún tratamiento de plaguicidas sin receta, en la que de igual forma deberás peinar a la victima del parasito. Se aconseja darle seguimiento y hacer un peinado final quince días tras el tratamiento inicial.

Estos fáciles pasos pueden ser suficiente para eliminar los piojos en la cabeza, en la mayor parte de los casos. Para darle un carácter más estricto, puedes lavar las sábanas y los edredones una vez. Como asimismo debes lavar las toallas y fundas de la almohada todos y cada uno de los días a lo largo de 5 días y reducir todavía más los peligro de una re-infección.

A muchos personas les preocupa que asimismo deban lavar cosas como faldas de cama y cascos de bici. No es de este modo, siempre que la cabeza no haya estado en contacto con esos posibles lugares de infección a lo largo de cuarenta y ocho horas. Esta es la cantidad máxima de tiempo que los piojos pueden perdurar sin ingerir comestibles ya antes de fallecer.

En estos casos no debes preocuparte mucho por la limpieza en la casa. Los piojos no son como las chinches, las que si viven en las almohadas, las sábanas o bien la alfombra.

Por norma general, todos y cada uno de los sacrificios han de estar enfocados en los peinados diarios y en las medidas auxiliares precautorias.

De qué forma eliminar las liendres fallecidas

Para retirar del pelos los huevos de liendres fallecidas, primero debes ponerte cómodo en un área con buena y fuerte iluminación. La luz solar natural en general marcha mucho mejor.

Si precisas estar adentro, sentarse al lado de una ventana en un día refulgente es una gran idea. O bien logra una lámpara fuerte, idealmente una que se pueda dirigir a la vera de la cabeza que peinas.

Envuelva una toalla en torno a los hombros de la persona. Siéntalo de forma cómoda delante de ti, en una situación en la que puedas peinar de forma fácil el pelo.

Se aconseja tener un recipiente con agua caliente al lado para sumergir el peine en pases intermedios.

Preparando el pelo

Peinarse el pelo mojado es más simple que peinarse el pelo seco. Y añadir un lubrificante puede hacer que eliminar las liendres sea considerablemente más simple. Si el pelo de la persona es rizado o bien bastante difícil de peinar, o bien si tiene un cuero capilar sensible y no le agrada peinarse, claramente deseará emplear un lubrificante.

El acondicionador de pelo regular marcha realmente bien. Solo masajea el pelo mojado desde el cuero capilar hasta las raíces y déjalo para el proceso de peinado. Los acondicionadores por atomización sin enjuague asimismo marchan bien.

Peina el pelo con un peine normal para quitar todos y cada uno de los embrollos. El peine regular debe deslizarse suavemente por el pelo tras desembrollarlo. Si no lo hace, debe emplear más lubrificante en el área áspera ya antes de empezar a emplear el peine para piojos y poder eliminar las liendres.

Separe el pelo en secciones pequeñas. Solo quitarás las liendres de una sección al unísono. Una sección no debe tener más de ½ pulgada de ancho en el cuero capilar y no debe sobrepasar el ancho del peine para liendres.

Lento más seguro

Para cada sección, primero mire esmeradamente las raíces del pelo. Poniendo los dientes del peine tan cerca del cuero capilar como resulte posible, insertelo en toda la sección del pelo de ½ pulgada.

Incline el peine de manera brusca en la dirección en la que se peina y páselo por el cuero capilar por medio de todas y cada una de las raíces del pelo. Entonces, jale el peine por el pelo desde el cuero capilar hasta los extremos. Debes hacer presión para cerciorarte de que no se escapen hebras del peine.

Tras pasar el peine por la sección del pelo, debes inducirlo en un recipiente con agua para quitar cualquier piojo, liendre y pelo suelto. Debes asegurarte esmeradamente de la sección del pelo y cerciorarte de que no quede nada.

Cuando haya terminado una sección, repite este proceso de peinado cauteloso para quitar las liendres de cada pequeña sección de pelo.

Tras haber peinado todas y cada una de las secciones enjuague el pelo para remover todo el acondicionador remanente en el pelo. Retire los restos del peine y sumérjalo en agua muy caliente a lo largo de quince minutos hasta el momento en que quede verdaderamente limpio.

Piojos y Liendres
Califica el artículo.