Saltar al contenido

Lobo Rojo (Canis Lupus Rufus)

El lobo colorado es una suerte de lobo de tamaño mediano, que se halla en las humedades ribereñas de las partes meridionales del este de Norteamérica. En la década de mil novecientos setenta se creía que el lobo colorado puro estaba extinto en estado silvestre, mas desde ese momento se ha reintroducido una población en Carolina del Norte que diríase que ahora es de hasta cien individuos de lobo colorado.

Localización

El lobo colorado deambulaba por el sudeste de los E.U. desde Texas hasta Florida y N. York. El hábitat histórico del lobo colorado incluía áreas de bosque, pantanos y praderas ribereñas donde habría sido uno de los primordiales predadores. Hoy día, no obstante, la población mundial de lobos colorados está recluída a un área protegida en Carolina del Norte.
Lobo Rojo (Canis Lupus Rufus)

Fisionomía y Comportamiento

El lobo colorado es por norma general más pequeño en tamaño que el lobo gris, que se halla en las partes más septentrionales de Norteamérica. Los lobos colorados son llamados de este modo por su pelaje color canela, que es de color colorado parduzco con máculas oscuras en la espalda. Asimismo tienen narices anchas y orejas grandes para el tamaño de su cabeza.

De forma afín a otros caninos, y en verdad a otras especies de lobos, el lobo colorado es un animal muy sociable, que vive en manada con otros individuos de lobo colorado. Las manadas de lobos colorados en general poseen un macho y una hembra dominante y sus crías, las que forman manadas de entre dos y diez miembros. El lobo colorado es asimismo un animal enormemente territorial, con la manada de lobos colorados resguardándolo de la intrusión de otras manadas de lobos colorados en el área.

Nutrición

Si bien se sabe que los lobos colorados cazan juntos como conjunto para atrapar un animal más grande como un corzo, los lobos colorados se nutren primordialmente de animales terrestres más pequeños como conejos y roedores. Los lobos colorados asimismo comen aves, mapaches y otros animales pequeños. Tratándose de apresar un animal más grande, la manada de lobos colorados trabaja junta para confundir y acorralar a su presa.

Predadores

En su área de distribución histórica, los lobos colorados eran considerados como uno de los predadores más dominantes en su ambiente, solo bajo la amenaza de caninos más grandes como los lobos grises o bien el coyote eventual. Los cazadores humanos erradicaron la población de lobo colorado en una gran parte de su área de distribución natural, y por último se creyó que la población se había extinguido debida eminentemente a la pérdida de hábitat.

Reproducción y crías de Lobos colorados

Los lobos colorados acostumbran a ser capaces de reproducirse cuando tienen dos años de edad y empiezan a aparearse en los meses más cálidos de la primavera, febrero y marzo. La hembra de lobo colorado da a luz una camada de hasta diez cachorros tras un periodo de gestación que dura cerca de sesenta días. Los cachorros nacen ciegos y son amamantados por el resto de la manada hasta el momento en que pueden apresar por sí solos y continuar con sus progenitores o bien salir para empezar una manada propia.

En la actualidad, el lobo colorado ya no está extinto en estado silvestre desde su reintroducción en Carolina del Norte en mil novecientos ochenta y siete, y se piensa que su población está compuesta por poco más de cien individuos de lobo colorado. No obstante, el lobo colorado prosigue siendo considerado como un animal en riesgo crítico y se considera como la décima especie animal más conminada del planeta.

Lobo Rojo (Canis Lupus Rufus)
Califica el artículo.