Seleccionar página

Tiburón de arrecife de punta negra

El tiburón de arrecife de punta negra o Blacktip (Carcharhinus melanopterus) es una suerte de tiburón réquiem de la familia Carcharhinidae sencillamente reconocible por los contornos negros en sus aletas, sobre todo en la primera aleta dorsal y aleta caudal. Es de los tiburones más rebosantes que habitan en los arrecifes tropicales de coral de los océanos Índico y Pacífico, 1​ esta especie prefiere aguas poco profundas y ribereñas, la exposición de la primera aleta dorsal es un espectáculo común en la zona.2​ La mayor parte de tiburones de arrecife de punta negra se halla en las repisas de los arrecifes y pisos de arena, si bien asimismo son conocidos por entrar en entornos salobres y de agua dulce. Esta especie en general alcanza una longitud de uno con seis m (cinco,2 pies).

Los tiburones de arrecife de punta negra tienen la reputación de conformar hogares pequeños y ser realmente fieles al sitio en donde habitan, continuando en exactamente la misma área local hasta múltiples años.3​ Son predadores activos de pequeños peces óseos, cefalópodos, crustáceos, y asimismo han sido conocidos predadores de víboras y aves marinas. La documentación sobre la vida del tiburón punta negra ha sido variable y a veces contradictoria, en parte debido a las diferencias geográficas en la especie.2​ De la misma manera que otros miembros de su familia, este tiburón es vivíparo: las hembras que dan a luz de dos-cinco jóvenes en un ciclo anual o bien bienal. Informes señalan que el periodo de gestación va de siete-nueve, diez-once, hasta llegar a los dieciseis meses. A lo largo del periodo de apareamiento los machos prosiguen de cerca a las hembras, seguramente atraídos por sus señales químicas. Los tiburones recién nacidos se hallan más cerca de la ribera y en aguas menos profundas que los adultos, con frecuencia en grandes conjuntos de itinerantes en las zonas anegadas por la marea alta.

Tímido y miedoso, el tiburón punta negra es bastante difícil de abordar y pocas veces supone un riesgo para los humanos salvo que sea incitado con comida. No obstante, las personas que nadan en aguas poco profundas corren el peligro de ser mordidas en sus piernas por fallo. Este tiburón es empleado por su carne, aletas y aceite de hígado, mas no se considera una especie de manera comercial esencial. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha evaluado al tiburón de punta negra como una especie prácticamente conminada. Si bien la especie en conjunto prosigue estando muy extendida y parcialmente común, la pesca excesiva de este tiburón y su lenta reproducción ha llevado a su declive.

Es una suerte de constitución robusta con la habitual figura de tiburón, tiene un morro corto, ancho, redondeado y mínimamente grande, ojos ovalados. Cada fosa nasal tiene un colgajo de piel en el frente que se expande en un pezón en forma de lóbulo. Sin contar los dientes pequeños symphysial (central), el número de filas de dientes es de once-trece (generalmente doce) en los dos lados de la quijada superior y diez-doce (generalmente once) en los dos lados de la quijada inferior. Los dientes de arriba están en situación vertical con un ángulo estrecho y de forma triangular, teniendo estrías que son más gruesas en las bases; los dientes inferiores son afines, mas más finamente serrados. Los dientes de los machos adultos son más ásperamente encorvados que en las hembras.

Las aletas pectorales son grandes, de manera estrecha falcadas (en forma de hoz). La sensiblemente alta la primera aleta dorsal, con un margen siguiente de curva invertida como una “S”. La segunda aleta dorsal es parcialmente grande, con un margen siguiente corto, y se pone sobre la aleta anal. No hay cresta entre las aletas dorsales. Este tiburón es de un pálido color cobrizo grisáceo por encima y blanco por debajo, con una banda blanca evidente en los costados que se extiende cara delante y sobre la aleta anal. Todas y cada una de las aletas tienen protuberancias de negro en relieve que se marchan aclarando hasta las puntas, son singularmente notables en la primera aleta dorsal y lóbulo inferior de la aleta caudal. La mayor parte de los tiburones de arrecife de punta negra no miden más de uno con seis m (cinco,2 pies) de largo, si bien extrañamente determinados especímenes pueden llegar a medir uno con ocho m (cinco,9 pies) o bien hasta dos,0 m (seis con seis pies). El peso máximo registrado es de trece,6 kg (treinta lb ).

Tiburón de arrecife de punta negra
Califica el artículo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This