Seleccionar página

También conocido como dogo alemán, es una raza de perros que sobresale por lo impresiónate de sus dimensiones, rasgo que – a primera vista – puede crear una precepción errónea al vincularlo con un can agresivo o peligroso, lo que está bastante lejos de la realidad. El gran danés se caracteriza por un carácter dócil, amable, familiar y muy protector.

Estos perros, ameritan ciertos cuidados que varían función de su condición física y su temperamento, por lo que a continuación se exponen los aspectos básicos que se necesitan conocer antes de decidirse a incorporar esta raza a la familia.

Factores a considerar antes de llevar un gran danés a casa

El espacio:

Se debe contar con un área lo suficientemente espaciosa para que pueda convivir con tranquilidad; asimismo, si bien no es incompatible con niños pequeños, – al ser de gran tamaño – es preferible llevar a casa un gran danés cuando los niños de la familia son mayores.

Necesitan dedicación:

No es que requieran mucho ejercicio, sin embargo, ser dueño de un gran danés implica contar con tiempo suficiente para sacarlo a pasear al menos unas tres veces diarias; del mismo modo habrá que de jugar con él.

Amerita gastos:

Adicional a las consultas veterinarias y mantenerle al día con sus vacunas, es un perro que consume considerables cantidades de comida, por ende, será necesario tener la disponibilidad monetaria para hacerse de tanto de alimento.

Adiestramiento:

En la enseñanza de un dogo alemán, la paciencia es fundamental; adiestrarlo puede demorar tiempoy esfuerzo, pues por lo general, los resultados no son inmediatos. Como cualquier otra raza, un perro sin el óptimo adiestramiento puede presentar comportamientos agresivos u otros inconvenientes.

¿Cómo alimentar a esta raza canina?

Este es uno de los aspectos más importantes cuando se tiene un gran danés, puesto que es un perro que no acostumbra a ser muy activo, entendiéndose que lo que coma influirá en su desarrollo y peso, sumándole que se caracteriza por ser propenso a desarrollar ciertas enfermedades vinculadas a la alimentación.

¿Cómo alimentar a un cachorro?

En este particular, habrá de dividirse las raciones diarias en tres: mañana, tarde y noche, cuidando de prever que las ingieran tras llevar a cabo el ejercicio. No hay que olvidar que es precisamente en el período de crecimiento, en el que cobra valor la importancia de aportarle la cantidad de nutrientes necesarios para que sus huesos se desarrollen como debe ser. Del mismo modo, se tendrán que evitar los complementos y alimentos enriquecidos en calcio.

La diferencia respecto a un perro adulto

La forma de alimentación cambia cuando el gran danés llega a la adultez, las raciones se le ofrecerán dos veces al día; la sustitución por comida de adulto, debe ser gradual, es decir, ir brindándole primero en partes iguales de una y de otra, hasta lograr la incorporación completa de destinada a perros mayores.

Sacándole cría a un gran danés

Se podría decir que sacarle cría a esta raza de perros es relativamente sencillo; su período de gestación demora alrededor de 63 días, pudiéndose adelantar hasta una semana antes o atrasarse por unos tres. Los que ya han pasado por la experiencia, aconsejan la asistencia de un veterinario, si luego de 64 días no han nacido los perritos. Respecto a la camada, en la mayoría de los casos suelen de nueve a diez cachorros, no obstante, se han registrado camadas que alcanzan los diecinueve perritos. Indiferentemente del número de nacidos en el parto, nacen con los ojos cerrados para abrirlos a los nueve días. En el particular de que se adelante, habrán de sumárselas estos días para que lo logren.

Gran danés
Califica el artículo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This