Seleccionar página

Los perros normalmente tienen buen hambre, si se halla preocupado por el hecho de que su cánido no desea comer, en el presente artículo le ofreceremos ciertas recomendaciones, mas tenga presente que para cualquier género de situación anormal en su mascota es esencial asistir primero frente a un veterinario.

Si se halla preocupado por el hecho de que su cánido no desea comer, en el presente artículo vamos a hablar sobre las posibles razones por las que esto sucede y de qué manera se podrían solventar, primordialmente la carencia de hambre ocurre cuando los perros se aburren de comer siempre y en todo momento lo mismo, le brinda un comestible inadecuado para él o bien se halla enfermo. Los perros tienen un buen hambre por naturaleza, de ahí que resulta inquietante la ausencia de este.

Si tu cánido no desea comer, es esencial que asistas ante todo con un veterinario profesional a fin de que le realice un chequeo a su cánido y pueda descartar algún problema serio de salud. La carencia de hambre o bien el hecho de que su cánido no coma es conocido como anorexia.

Posibles causas por las que su cánido no desea comer

• El hecho de que su mas no desea comer puede estar ligado a graves enfermedades como el cáncer, dolor, inconvenientes bucales, insuficiencia nefrítico, alguna infección o bien inconvenientes del hígado.

• En ciertas ocasiones las vacunas tienen ciertas contraindicaciones, una de estas es la carencia de hambre, si su can ha sido vacunado últimamente este puede ser un efecto secundario.

• Su cánido pudo haber ingerido algún objeto o bien comestible que se halla obstruyendo su estómago o bien intestinos, de ahí que es esencial que el veterinario le realice un chequeo íntegro.

• Otro motivo por el que su can ha perdido el hambre podría ser un daño neuronal que está afectando el área encargada de generar la necesidad de comer.

• Si su cánido se halla bajo algún tratamiento que implica el consumo de fármacos, puede preguntar con su veterinario qué género de efectos puede llegar a tener en su can, ciertos de ellos hacen que el hambre desaparezca.

• La edad avanzada es otro factor esencial, ciertos perros pierden el potencial de sus sentidos como el olfato o bien el gusto.

• Probablemente el can no desee comer si se halla en un ambiente ignoto debido a un viaje o bien una mudanza, ciertos perros se sienten incómodos o bien agobiados dado este género de situaciones y cambios de entorno.

• El calor asimismo puede reducir el hambre de tu mascota.

• La depresión del mismo modo que sucede en los humanos, causa un descontrol total de nuestra vida, siendo la nutrición uno de los aspectos perjudicados y por esto el cánido puede parar de comer.

Primordiales situaciones en las que debe preocuparse si su can no desea comer

• Su can fue sometido a alguna intervención quirúrgica.

• Ha perdido más del diez por ciento de su peso frecuente.

• Aparte de la carencia de hambre, tiene nauseas y diarrea.

• Tiene fiebre.

• Si su cánido es tratado con antibióticos debido a alguna enfermedad grave.

• Tumores y inconvenientes nefríticos.

Recomendaciones para progresar el hambre de su can

• Cambie su dieta, ofrézcale un comestible más apetecible.
• Limpie su nariz, de esta manera va a poder percibir el aroma de los comestibles de una forma considerablemente más fácil y también estimularse a comerlos.
• Con la recomendación de su veterinario, puede brindarle algún género de suplemento para acrecentar el hambre.
• Arrime el comestible a su morro de forma directa con la mano.
• Alterne el género de comestible, envasado y seco.
• En ciertos casos estar a la vera de su mascota va a hacer que se sienta más a gusto y en consecuencia coma su comestible con mayor sencillez.
• Considere la idea de darle una dieta a base de comestibles caseros, solicite orientación por la parte del veterinario, recuerde que los perros no pueden comer cualquier género de cosas.
• El iogur natural, o sea sin aditivos, ni colorantes artificiales, puede asistir a que el cánido tenga ganas de comer.
• Recorte la cantidad de recompensas ofrecidas a su perro.
• Bríndele un camino ya antes de la hora de comer.
• Establezca un horario fijo para nutrirlo a diario.
• Cambie los recipientes de nutrición, quizás los que tiene ahora no son los convenientes para su tamaño o bien no le ofrecen la comodidad que precisa.

¿Por qué mi perro no quiere comer? Causas y recomendaciones
Califica el artículo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This