Saltar al contenido

¿Quieres tener un husky siberiano? 5 cosas que debes saber antes

husky siberiano

De todas las razas de perro que existen, el husky siberiano siempre ha tenido algo especial que ha atraído a muchas personas. Puede que sea por el aspecto que tienen, por esa dicromía que suele sucederles en los ojos o por otras muchas razones. Casi siempre, alguien que quiere un perro quiere tener un husky. No obstante, no todo el mundo sabe bien cómo son o qué necesitan para cuidarlos como es debido. Y eso es justo lo que vamos a abordar aquí.

Cosas que debes saber antes de tener un husky siberiano

Si vas a comprar un husky siberiano, porque te hace ilusión contar con un animal de estas características, te entendemos. Su pelaje, su perfil y su tamaño, además de su naturaleza, lo convierten en un amigo perfecto para toda la familia, y además le dan una belleza que muy pocos perros pueden llegar a tener. Por algo son una de las razas favoritas por la mayoría.

Ahora bien, antes de animarte a tener uno, debes saber que hay ciertos aspectos muy importantes a tratar. Partiendo del lugar más adecuado para comprarlo y acabando por los cuidados que hay que darle, vamos a ver 5 aspectos fundamentales a tener en cuenta sobre los huskies. Aunque, antes de empezar, vamos a dejarte algo muy claro: no tengas uno si vives en una gran ciudad o en un piso muy pequeño, es algo que va contra su propia naturaleza.

¿Dónde comprar un husky siberiano?

Lo más importante es acudir a un criadero de husky siberiano especializado y profesional en la raza. Un lugar que ofrezca garantías de salud por escrito con certificados oficiales, pedigree de la RSCE y afijo de criador. Además de los “mínimos” como contrato, cartilla veterinaria, vacunas, desparasitaciones, socializacion de los cachorros… etc.

Los futuros propietarios deben entender que tener un perro es una responsabilidad, que necesitan cuidados, ejercicio y educación. Aun así tener un husky siberiano en casa, con nuestra familia, es la mejor decisión que uno puede tomar sin duda. Por eso, para poder disfrutarlo al máximo, hay que asegurarse de que tiene una buena procedencia y que no hay nada alegal con respecto a esta.

La importancia de un buen nombre

Ahora que ya hemos encontrado un buen criadero para adquirir nuestro siberian husky, hay que elegir un nombre. Sé original (por favor), ya hay muchas Lunas y Rockys. Nombres cortos preferibles de 1 o 2 silabas. Esto ayudará con la educación básica mucho. Y sí, puedes echar un vistazo a cualquier listado con nombres para perros husky si no encuentras la inspiración que necesitas. Pero créenos, es mucho más satisfactorio si la ocurrencia es tuya.

Algo sencillo, fácil de recordar y bastante sonoro, que el animal pueda entenderlo con facilidad lo digas como lo digas. Como ya hemos dicho, elegir un buen nombre es fundamental para educar al perro, y la diferencia es realmente notable.

Los husky tienen un carácter apacible

Generalmente, el husky siberiano es una raza de perro que no suele mostrar un carácter agresivo, sino todo lo contrario. Estos animales suelen ser de los más cariñosos que hay, por eso son ideales para familias. Siempre reciben a cualquier nuevo integrante como uno más, cuidándolo y defendiéndolo cuando la situación lo requiera.

Aunque es algo que depende de la situación y del trato que se le dé, tener un husky cariñoso y simpático es lo habitual. Aunque debes tener un poco de cuidado, a veces son tan cariñosos que pueden abrumarte. Pero es algo propio de su naturaleza, son una raza de lo más agradecida y que vela mucho por los suyos, por su manada/familia.

Tan activos como glotones

No puedes tener un siberian husky si vas a estar en un piso dentro de una ciudad y si no vas a dedicarle un buen tiempo para que corra y haga ejercicio. Este perro es realmente activo, y necesita mucha actividad a diario, al menos un mínimo de un paseo largo y bastante juego durante este. Su cuerpo se lo pide, al igual que su naturaleza, y es que les encanta correr hasta no poder más.

Por supuesto, tanta actividad implica una buena cantidad de comida. Afortunadamente, el husky siberiano come prácticamente de todo, sea fruta, verdura, carne o pescado, hasta huesos. Lo aconsejable es que ingiera unas 1400 kilocalorías al día si es macho, y unas 1200 kilocalorías si es hembra. Con eso, tendrá suficiente.

Una salud de hierro

No son perros propensos a las enfermedades, de hecho son bastante resistentes y suelen tener una salud de hierro. Pero, eso no implica que no haya que tomar ciertas precauciones para mantenerlos bien cuidados, empezando por la temperatura. Su pelaje hace que en verano puedan pasarlo peor por el exceso de calor, aunque suele bastarles con una buena sombra y con evitar las horas más intensas.

Su vida suele prolongarse hasta los 15 años aproximadamente y, aunque las enfermedades no son habituales en ellos, con el paso del tiempo sí son propensos a tener problemas de vista o incluso a padecer cáncer, aunque esto es habitual en general. La mejor forma de garantizar que sigan en la mejor forma posible es cuidándolos bien y, por supuesto, alimentándolos como es debido.

Si has tomado nota de todo, solo te queda ponerlo en práctica. Sabes lo fundamental para tener un husky siberiano de pura raza y, sobre todo, para cuidarlo como es debido.