Saltar al contenido

Animales descomponedores

Los animales descomponedores son organismos básicos y precisos en la cadena alimentaria, son encargados de aprovechar los desechos de otros seres vivos. Estos organismos se hacen cargo de absorber y aprovechar substancias nutritivas de los restos de animales y plantas. El ejemplo más habitual de organismos descomponedores son los hongos y las bacterias. ¿Qué hacen estos organismos? Desarticular los restos hasta convertirlos en materia inorgánica. Podría verse como una suerte de “reciclaje” que tiene la naturaleza para no desaprovechar materia que todavía puede ser usada por otros organismos vivos.

Estos animales se hallan tanto dentro de los seres vivos, reciclando el dióxido de carbono que entonces van a usar las plantas para hacer la fotosíntesis, como en el interior, consumiendo toda la materia y energía que puedan expulsar el resto de esos seres vivos. De esta forma, aprovechan el desecho de otros seres vivos, creando un equilibrio en el medioambiente. El proceso empieza cuando algún animal o bien planta muere.

Poquito a poco, van surgiendo y naciendo diferentes animales descomponedores, que van consumiendo lo que queda de materia orgánica o bien viva, para entonces transformarla en inorgánica. Los animales descomponedores, contrario a lo que la mayor parte pueda meditar, son un factor esencial en la cadena alimenticia, puesto que son quienes dan fin al ciclo, y por su parte, comienzo a un ciclo nuevo.

Estos organismos, los descomponedores, efectúan todas y cada una de las funciones contrarias a las de los animales productores, y no obstante, se complementan entre ellos. Los animales descomponedores tienen la función de liberar diferentes productos, que entonces son empleados por los animales productores, ayudándolos a sustituir cualquier masa inorgánica, volviéndola orgánica.

Moscas, los animales descomponedores de casa

Moscas descomponedorasLa mosca, es un insecto volador perteneciente al orden de los dípteros y uno de los animales descomonedores que todos tenemos en casa. Este insecto en su especie famosa y asimismo la mosca buitre son parte de prácticamente todos los ecosistemas en todos y cada uno de los hábitats que tiene el planeta tierra. Pese a resultar molestas, estas tienen un impacto excepcional sobre el entorno. No solo descomponen la materia fecal y participan en la descomposición de materia vegetal sino más bien asimismo son agentes esenciales en la polinización. Las moscas son una de las protagonistas primordiales en el consumo de cadáveres animales.
En ciertas unas partes del planeta se usan las larvas de este insecto para adecentar heridas no cicatrizantes en humanos y animales puesto que al ponerse sobre las heridas estas devoran el tejido fallecido dejándola de esta forma totalmente limpia y así fomentar el sanado.

Lombrices, descomponedores de la tierra

Las lombrices son otro ejemplo de animales descomponedores. Estas juegan un papel esencial para los ecosistemas como las moscas. Contribuyen a la capacitación de los suelos y asimismo participan en el ciclo del carbono y ázoe. Al participar en este último son de máxima importancia en las cadenas alimentarias en tanto que estas reciclan la materia orgánica siendo consumidos por organismos heterotróficos.

La Cochinilla de la humedad

Los oniscídeos generalmente llamados cochinillas de la humedad son pequeños crustáceos que habitan en leños de árboles, piedras o bien lugares que contengan humedad, en caso contrario va a morir en escaso tiempo. Del mismo modo que otros animales descomponedores, la cochinilla se nutre fundamentalmente de plantas en descomposición y restos animales. Los dientes de las cochinillas están amoldados para comer material sólido como exoesqueletos de insectos fallecidos, comestible sólido y hojas.

A nuestro alrededor y cotidianamente, podemos observar diferentes animales descomponedores, sin en muchas ocasiones tener el conocimiento de que esta es su naturaleza y se clasifican de esa forma.

Los animales descomponedores están divididos en 4 grupos: los insectos, las bacterias, los hongos y los animales buitres.

25 Ejemplos de animales descomponedores

Los moscones

Se nutren de animales fallecidos, vuelven la materia fecal en materia orgánica y además de esto son parte de la cadena alimenticia, en tanto que, sirven como comestible para otros animales, como aves y roedores.

Las arañas

Son uno de los animales descomponedores más esenciales, en tanto que son quienes más consumen insectos, ayudando a regular su número presente en la naturaleza.

Los escarabajos

En dependencia de la especie, pueden alimentarse de hojas, frutas, flores, semillas, otros insectos, raíces, comestibles es descomposición, hongos, entre otros muchos.

Los mosquitos

La mayor parte de estos insectos pasan su vida sin incordiar a los humanos, alimentándose de frutas y plantas.

Buitres

En dependencia de la especie, varia su nutrición. Ciertos se nutren de supones y carnes, otros, subsisten merced a los huesos y cadáveres.

Cuervos

Devoran los desechos de comida dejados por el humano y las heces de diferentes clases de animales.

Moscas verdes

Se nutren de las heces de los caninos, de comestibles, animales y plantas en descomposición.

Avispas

No solo se nutren del néctar de las flores. En su etapa inicial consumen larvas y a lo largo de su vida pueden apresar diferentes insectos, frutas caídas y carroña.

Hormigas

Sirven como comestible para muchos animales. Por poner un ejemplo, hay una serie de hongos que se hacen cargo de inficionar a las hormigas, hasta el momento en que mueran. Después, el hongo se reproduce en su cadáver, hasta el momento en que nazca un esporocarpo (otra clase hongo). Por otra parte, diferentes aves confunden el cuerpo colorado de ciertas hormigas con frutas y se los comen. En otra función, las hormigas asimismo llevan la materia fecal de ciertas aves a otros animales para su consumo.

Leones

Como descomponedores, se clasifican como buitres, esto es, se nutren de cadáveres y desechos.

Moho acuático

Consumen toda la vegetación que se halle en estado de descomposición.

Bacteria azotobacter

Se nutren de las raíces de ciertas plantas.

Bacterias pseudomonas

Este género de bacterias se hacen cargo del consumo de flores y animales que hayan fallecido y estén en estado de descomposición.

Lombrices.Bacterias Azotobacter.Babosas.Cuervos.Insecto Acari.Moscardones.Insecto Díptera.Buitres.Insecto Trichoceridae.Nematodes.Insecto Aranea.Hongos Shiitake.Insecto Saprofitos.Bacterias Pseudomonas.Insecto Calliphoridae.Bacterias Achromobacter.Insecto Silphidae.Bacterias Actinobacter.Insecto Histeridae.Hongos Mucor.Hienas.Hongos setas de cardo.Escarabajos.Hongos mohos acuáticos.

Animales descomponedores

Clasificación de los animales descomponedores

Frecuentemente los descomponedores se dividen en 3 tipos:

Insectos: Aparecen en distintos puntos a lo largo del proceso de descomposición, poniendo sus huevos dentro de la materia.
Bacterias: Descomponen la materia fallecida y reciclan el carbono en las moléculas en nutrientes para las plantas.
Hongos: Por su lado, descomponen la materia fallecida como hojas secas, materia fecal y plantas fallecidas.

Puede hablarse de un conjunto auxiliar de los descomponedores que son los animales buitres, que por su pertenencia al reino animal no efectúan el aporte de materia orgánica sino por contra sencillamente se nutren de cadáveres, suprimiendo los restos de materia orgánica útiles para los descomponedores que sí cumplen un rol en la cadena alimentaria.

De los animales descomponedores mentados previamente, los primeros 4 pertenecen al conjunto de los insectos. Estos son participantes activos en activos en las diferentes fases de descomposición de cualquier organismo, su principal objetivo es poner sus crías en todos lados. Por otra parte, desde los buitres hasta las hormigas son animales buitres innatos. Estos animales no aportan ningún género de materia orgánica al medioambiente, sencillamente se alimentan de los cuerpos de animales fallecidos, de alguna manera, depurando la naturaleza. Además de esto, no son parte de la cadena alimentaria.

No obstante, existen algunos mamíferos que cuando se ven en extrema necesidad, se vuelven buitres, este es el caso de los leones y las hienas. El moho acuático y los parásitos son parte de los hongos, los que asisten en el proceso de descomposición de la materia fecal y diferentes flores mustias y caídas. En esta clasificación asimismo podemos localizar a los saprobios y mutualistas. Los últimos 2 animales de la lista, pertenecen –como su nombre lo indica– al conjunto de las bacterias. Estos se hallan por todo el medioambiente, desde el agua, aire y suelo, hasta dentro de diferentes seres vivos, son los encargados de desarticular toda la materia que va muriendo poquito a poco y de desechar el dióxido de carbono, transformándolo en nutrientes. La bacteria azotobacter, se halla en las raíces de diferentes plantas alimentarias y las bacterias pseudomonas y otras, como las achromobacter y actinobacter son esenciales y vitales, puesto que son garantes de toda la descomposición de la variada fauna y vegetación que haya fallecido. Merced a la acción purificadora que efectúan estos animales, se posicionan con un nivel alto de relevancia en la cadena alimentaria.

Y si bien como humanos, podamos meditar que son desapacibles, sostienen un equilibrio en nuestro ecosistema, y con múltiples acciones, se hacen cargo de alimentar las plantas y desechar todo cuanto ya no tiene utilidad. Un planeta sin animales descomponedores sería un planeta y una naturaleza llena de insectos, cadáveres y desperdicios que por sí misma no podrían degradarse, trayendo un montón de enfermedades tanto a los humanos como a los animales. El proceso que efectúan los dscomponedores es absorber de los desechos de animales y plantas que han fallecido, ciertos productos que les sirven. Al tiempo, liberan otros tantos que el medio abiótico incorpora para entonces ser consumidos por los productores.

Proceso de descomposición

Las etapas en las que se efectúa la descomposición son cinco: si se trata de un ser vivo, desde su muerte sucede un proceso que va formando una decoloración púrpura-azulado en la piel, debido a los procesos internos que dejan de suceder, como el bombeo del corazón. El organismo se llene y se amontonan gases, mas entonces se genera la mayor pérdida de masa, a resultas de la nutrición insaciable de vermes y la purga de fluidos en descomposición. La desintegración avanza y la actividad de los insectos quita los nutrientes que quedan, para entonces los restos secarse y convertirse en materia inorgánica.

Rol en la cadena alimentaria

Los descomponedores tienen una enorme relevancia en la cadena alimenticia, pues convierten la materia orgánica en materia inorgánica. Se trata justamente del rol inverso al de los vegetales y de los organismos productores por norma general, que tienen la capacidad de convertir materia inorgánica en orgánica. Aunque a priori el proceso de transformación de inorgánica en orgánica puede parecer más esencial (puesto que habilita la vida de todos y cada uno de los animales), justamente la producción de materia inorgánica es lo que, un paso más atrás, permite que se realice de nuevo este proceso, al cargo de vegetales y bacterias: a lo largo de la descomposición, el pasto y el medio alrededor del organismo medra en buena medida.

Animales descomponedores
5 (100%) 11 votos