Saltar al contenido

Osos tibetanos

oso tibetano

El nombre científico del oso negro asiático (Selenarctos thibetanus) literalmente significa “oso de la luna del Tíbet”, por eso básicamente se le reconoce como oso tibetano. La mención a la luna en su nombre se debe a la enorme marca amarillenta que presenta en su pecho, afín a la fase creciente de la luna.

Otro nombre por el que se hace alusión a esta especie es oso negro del Himalaya.

¿Dónde vive el Oso Tibetano? Conoce su hábitat

El oso del Tíbet tiene una extensa zona de distribución: desde el este al oeste del continente asiático. Se le puede localizar en los bosques de las zonas montañosas y de colinas del este y el sur de Asia que entienden Corea del S., Corea del N., Afganistán, Pakistán, Bangladesh, el norte de la India, Nepal, Sikkim (un estado de la India), Bután, Birmania, Vietnam, el sur de Siberia a Rusia, el noreste de la China, Taiwán y el país nipón.

Acostumbra a morar en zonas con elevaciones de hasta los cuatro mil setecientos m de altitud. Existen zonas donde comparte su hábitat con el oso pardo (más grande y fuerte). Pese a ser más pequeño, el oso tibetano cuenta con una ventaja sobre su competidor: sus habilidades como escalador le dejan conseguir frutos frescos de los árboles.

El rango del oso negro asiático es amplísimo y se extiende mediante la parte sur de Asia, desde Pakistán, mediante la parte norte de la India, hasta el sur de China. Asimismo se puede localizar en el nordeste del gigante asiático, Taiwán, Corea, el país nipón, y el sur de Siberia.

El oso tibetano que habita en Taiwán es conocido como el oso negro de Formosa y el del país nipón es nombrado a veces como oso negro nipón.

Esta especie en conjunto prefiere las zonas montañosas frondosas y los bosques tropicales húmedos. En ocasiones, se puede hallar en elevaciones de hasta trece mil pies (3 mil novecientos sesenta y dos metros). No obstante, se traslada a elevaciones más bajas cuando el tiempo se torna friísimo.

El territorio de un ejemplar es en general menor a 0.5 millas cuadradas, en dependencia de qué rebosante sea o bien no el suministro de comestibles.

Diríase que los osos tibetanos son nocturnos en la mayor parte de las zonas, y que pasan el día durmiendo en grutas o bien árboles huecos. Salen de noche para alimentarse mas en otras áreas se ha registrado que pueden ser más activos a lo largo del día.

Muchos de los osos de la especie en las zonas del norte se saben que hibernan a lo largo del invierno.

Peculiaridades

Oso tibetano en árbol

Los osos negros asiáticos son considerados como osos de tamaño “medio” con cuerpos masculinos que van desde cincuenta hasta setenta y siete pulgadas de largo (uno con veinticinco-uno con noventa y tres metros) y un peso que puede cambiar entre las doscientos veinte y las cuatrocientos cuarenta libras (cien-doscientos kilos). Las hembras son más pequeñas, con un peso entre las ciento diez y las doscientos setenta y cinco libras (cincuenta-ciento veinticinco kilos).

Este animal tiene un espeso pelaje negro con una gorguera melena igualmente compacta cerca de su cuello. Aparte de la luna amarilla en el pecho, tienen un color cobrizo o bien bronceado en el área bucal y una barbilla blanquecina. Sus orejas son bastante grandes y se hallan bastante alejadas una de la otra. Sus garras son cortas, mas realmente fuertes para escalar a los árboles.

Los ejemplares de la especie, en contraste a los osos negros americanos, son considerablemente más propensos a tomar contacto con los humanos. Debido a esto, es que son conocidos por ser considerablemente más violentos. En verdad, hay numerosos registros de ataques a humanos y asesinatos.

¿Cuánto pesa el Oso Tibetano?

Los machos pesan entre cien y doscientos dieciocho kg y las hembras entre cincuenta y ciento veinticinco kg.

¿Qué medida tiene el Oso Tibetano?

Acostumbran a medrar hasta lograr longitudes que fluctúan entre ciento treinta y ciento noventa cm de largo.

¿De qué manera actúa el Oso Tibetano de bebé?

Cada camada de oso tibetano acostumbra a estar compuesta por entre uno y 4 oseznos, que pesan entre trescientos y cuatrocientos gramos cada uno de ellos. Tras más de doscientos días en el útero, estos oseznos están considerablemente más listos para la vida exterior que por servirnos de un ejemplo el cachorro de oso polar. Los osos tibetanos bebés dan sus primeros pasos a los 3 o bien 4 días, y pueden abrir sus ojos por semana de haber nacido.

Continúan con su madre a lo largo de 2 o bien 3 años, instante en que comienzan a vivir de forma independiente, y la madre vuelve al ciclo reproductivo.

¿Qué come el Oso del Tíbet? Conoce su nutrición

El oso del Himalaya es un omnívoro que consume gran pluralidad de comestibles, en dependencia de las ocasiones que se le presenten y de la estación del año. En otoño, tiende a engordar comiendo bellotas, castañas, nueces y otras fuentes ricas en grasa. Escalan los árboles para conseguir comestibles, buscando de manera especial bambú, frambuesas, hortensias y otras plantas.

Asimismo hacen incursiones en los depósitos de bellotas de los roedores o bien recogen los que han quedado en el suelo del bosque desde el verano, y muy extrañamente, pueden comerse los roedores que atrapan. La nutrición a base de insectos, supone un complemento de la dieta de verano (singularmente hormigas).

Asimismo, cuando le resulta posible, se nutre de vertebrados, primordialmente pequeños, como peces, pájaros, roedores y otros mamíferos. Se piensa que el oso tibetano es, en cierta forma, más carnívoro que su primo americano. No obstante, la carne solo forma una pequeña una parte de su dieta.

Reproducción del Oso Tibetano

Reproducción del oso tibetano

La temporada de apareamiento del oso negro tibetano es más temprana que la del oso pardo, ocurriendo en verano, entre mediados de junio y mediados de agosto. Como muchos de sus familiares, estos osos tienen una fecundación aplazada, esto es, que el óvulo se desplaza de manera libre por la matriz hasta el momento en que tras unas semanas, o bien aun meses, se fija ya fecundado.

Entre doscientos y doscientos cuarenta días tras la fecundación, a fines de invierno o bien ya primavera, las osas paren entre uno y 4 oseznos de apenas unos gramos.

Evolución y comportamiento del Oso del Tíbet

Se sabe que este oso es bastante violento con los humanos (más de lo que lo es el oso negro americano), puesto que hay abundantes registros de ataques y muertes de personas a manos de oso tibetano. Una de las razones primordiales de que suceda esto, se debe a que el oso tibetano acostumbra a tener mayor contacto con las personas, y cuando se atemoriza, reacciona atacando.

Debido a su tamaño y distribución, los osos adultos tienen pocos oponentes naturales, si bien pueden llegar a representar hasta el siete por ciento de las presas de los tigres siberianos, en las zonas donde comparten hábitat. El oso tibetano no se transforma en presa de los tigres con tanta frecuencia como el oso pardo, debido a su habilidad para escapar del riesgo escalando de manera rápida los árboles.

¿Por que el Oso Tibetano está en riesgo de extinción?

Existen múltiples razones por las que el oso del Tíbet se halla en riesgo de extinción:

Los granjeros acostumbran a matarlos debido a la amenaza que supone para sus cultivos.
Están padeciendo una enorme pérdida de su hábitat por la deforestación de los bosques.
Están conminados por la caza furtiva. Esta cuenta con la meta de conseguir la bilis de su vesícula biliar, que se usa en la medicina tradicional china.

Oso tibetano en peligro de extinción

 

Dieta

Como la mayor parte de otros osos, el oso tibetano es omnívoro, alimentándose tanto de la flora como de otros animales. Su dieta incluye frutas, yerbas, miel, frutos secos, invertebrados, aves, peces, roedores y carroña. Si bien las carnes son una pequeñísima una parte de su dieta, se piensa que es más carnívoro que el oso negro americano.

Cría

La hembra del oso tibetano alcanza la madurez sexual más o menos a los 4 años de edad. El apareamiento de la especie tiene sitio en diferentes instantes del año, en dependencia de la zona.

Crías osos tibetanos

El periodo de gestación cambia entre 7 y 8 meses y de la misma manera que con otros osos, puede generarse un retraso en la implantación del feto.

Oso tibetano cría

Los cachorros de tibetanos continúan con su madre a lo largo de unos un par de años o bien hasta el próximo ciclo de reproducción.

Estado de conservación

El oso tibetano está clasificado como frágil por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN). Asimismo está protegido a resultas de los intercambios de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Conminadas de Fauna y Vegetación Silvestres (CITES).

Sin embargo, esta especie aún es valoradísima en el mercado negro. Con frecuencia son cazados por sus vesículas biliares para conseguir la bilis y utilizarla en fármacos. Además de esto, se ven conminados por la caza furtiva y la destrucción de su hábitat por la deforestación.

Los ejemplares de osos tibetanos han vivido hasta treinta y dos años en cautiverio, no muy distante del promedio de vida en la naturaleza, que se piensa que es de veinticinco a treinta años.

Exposición / Leyes cautivas

Los osos son una especie regulada en Minnesota. Es ilegal que una persona sea propietaria de un oso en el estado de Minnesota, a menos que tenga derechos adquiridos desde el 1 de enero de 2005. Minnesota también prohíbe la venta de vesículas de oso.

La Ley de bienestar animal (AWA) es la única ley federal que regula el tratamiento de los animales utilizados comercialmente y para la investigación. La ley establece que es ilegal transportar, comprar, vender, alojar, cuidar o manejar especies nativas y exóticas silvestres de sangre caliente (excepto aves y ciertas ratas y ratones) sin el permiso / licencia correspondiente del USDA. Las leyes aplicables a la propiedad privada de los animales varían según el estado.

Hechos graciosos

Los osos entran en un estado de letargo llamado letargo durante el invierno durante aproximadamente 6-7 meses. Viven de su grasa corporal, que trabajan arduamente para crecer comiendo durante todo el otoño. Durante este tiempo, los osos no necesitan comer, beber ni siquiera hacer sus necesidades. Se considera la latencia y no la hibernación, porque al mantener la temperatura corporal alta, los osos pueden mantenerse alertas y despertarse si se les molesta.

Los osos negros no siempre son negros, pueden ser marrones y en algunos casos incluso blancos. Estos osos negros blancos, conocidos como el Oso Espíritu, tienen narices marrones, ojos marrones y pelaje color crema, pero no son albinos; esta coloración blanca se debe a un gen de pigmento recesivo en poblaciones seleccionadas.

Géneros de Osos Tibetanos

Actualmente existen 7 subespecies de oso tibetano en el planeta, en la siguientes ubicaciones:

Ursus thibetanus formosanus

Esta subespecie es endémica de la isla de Taiwan, donde le llaman “oso de la luna” por la mácula con forma de media luna que tiene en el pecho.

Vive en los bosques montañosos taiwaneses, entre los mil y los tres mil quinientos metros de altitud. Y se distingue de sus primos continentales en que no inverna: lo que hace es bajar de las montañas para buscar comida en las zonas más temperadas. Además de esto, carece de pelaje grueso en el cuello.

Ursus thibetanus gedrosianus

Asimismo llamado Oso de Baluchistán, o bien Oso Negro de Pakistán, esta subespecie es endémica de las montañas de Baluchistán, en el sudeste de Irán a ir y el centro y sur de Pakistán, aunque actualmente ha sido erradicado en una buena parte de la zona.

Su tamaño es levemente inferior al de otras especies de oso tibetano, y debido a que habita en un zonas más temperadas que sus primos, asimismo tiene un pelaje menos espeso. Este pelaje, además de esto, tiene mayor pluralidad de coloraciones, que pueden ir de un colorado anaranjado al negro prácticamente total. Su mácula del pecho es algo más obscura que en el resto subespecies.

En lo que se refiere a la dieta, y todavía siendo omnívoro como sus primos, se ha amoldado al ecosistema volviéndose prácticamente frugívoro. Los higos y los plátanos son 2 de sus platos preferidos.

Ursus thibetanus japonicus

El Oso negro japonés es una subespecie endémica de el país japonés. El día de hoy se le halla solamente en la isla primordial del archipiélago, Honshu, y en la isla de Shikoku. Asimismo hubo poblaciones en la isla de Kyushu, mas en la actualidad están extintas.

Su rango de entornos es variadísimo, si bien acostumbra a preferir bosques de coníferas o bien de caducifolios, que en una geografía tan variada como la nipona, incluye desde zonas friísimas hasta bosque subtropical.

Esta subespecie quedó apartada de las poblaciones continentales hace un buen tiempo, y ha desarrollado rasgos propios muy propios, como la ausencia de la gruesa piel del cuello, como un morro más obscuro, y un tamaño algo menor.

Ursus thibetanus laniger

Esta subespecie, famosa como oso negro del Himalaya, habita en la cordillera del Himalaya, desde Afganistán hasta el norte de la India. Amoldado al tiempo frío, se distingue por un pelaje más espeso, y una mácula del pecho más pequeña.

Vive en los extremos frondosos del Himalaya, a unos tres mil-cuatro mil metros de altura. En invierno descienden a las zonas de bosque tropical.

Ursus thibetanus mupinensis

A esta subespecie se la conoce como oso negro de Indochina, siendo esta la zona en la que habita así como zonas del Himalaya. Es bastante afín al oso negro del Himalaya, de quien sería familiar próximo, y muestra una coloración tenuemente más clara.

Ursus thibetanus thibetanus

La subespecie mayoritaria, por la que se conoce a la especie por norma general como oso negro tibetano. Se le halla en India, Bután, Bangladesh, Myanmar, Tailandia, Laos, Camboya y Vietnam.

Se distingue del oso negro himalayo por un pelaje menos espeso, puesto que no se expone a tanto frío.

Ursus thibetanus ussuricus

El oso negro de Ussuri, o bien oso negro de Manchuria, es la mayor de las subespecies, y su hábitat está limitado al extremo oriental de Rusia, el nordeste de China y península de Corea.

Oso azul tibetano

El oso azul tibetano es una de las subespecies de oso más extrañas del planeta. Asimismo es conocido como el oso tibetano cobrizo, oso caballo, oso azul del Himalaya, oso de la nieve del Himalaya, oso de yak y oso de montaña. Esta subespecie de oso pardo (Ursus arctos pruinosus) se clasificó por vez primera en mil ochocientos cincuenta y cuatro por el zoólogo Inglés Edward Blyth, y ciertos estiman que puede haber constituido la fuente de inspiración para la figura del legendario abominable hombre de las nieves. El oso azul tibetano se halla en las zonas alpinas del Tíbet oriental, como en el oeste de China, Nepal, y, en menor medida, en Bután.

Es conocido que puede vivir en grandes altitudes, próximas a la línea de árboles. Los asentamientos humanos han ocasionado una enorme reducción en el hábitat de estos osos y en su número. Los osos azules tibetanos son negros, frecuentemente con un tinte de color azul, razón por la que son nombrados de esa forma. De manera frecuente tienen un collar beis en el pecho y es frecuente que su cara tenga un color amarillo rojizo.

Los osos jóvenes son normalmente más pálidos en color. Un macho de plena madurez puede lograr el largo de 6 o bien 7 pies (uno con ochenta y tres-dos con trece metros) y una anchura de hombros de más o menos 3 pies (0,9 metros). Debido a la extrañeza del oso azul tibetano, su estado actual no se conoce. Ha sido incluido en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies en Riesgo de Extinción (CITES) como especie protegida, si bien muchos la consideran ya como extinta en la naturaleza, dado los bajos estimados de su población, extrañeza, y fragmentación de su hábitat. Tal vez por esto, exista tan poca información libre sobre la dieta, reproducción y hábitos de la subespecie.

Osos tibetanos
5 (100%) 8 votos