Seleccionar página

Quieres conocer un habitante de la tierra que existía desde la era de los dinosaurios, pues bien hablemos de la tortuga Laud. (Dermochelys Coriacia). Los parientes de esta tortuga han existido desde el período cretácico (110 millones de años).

La tortuga Laúd es uno de los más grandes reptiles vivientes marinos, unos de los más pesados, se han encontrado ejemplares de 2,3 metros de largo, con aletas de 270cm de lado a lado, una tortuga Laúd puede pesar 600 kilos o más.

Características

El caparazón de la tortuga es su espalda, es de piel curtida gruesa que va de color gris a negra, siete protuberancias rugosas atraviesan su cuerpo desde la cabeza hasta la cola.

Pueden nadar, a profundidades de 1.280 metros, y permanecer en en agua por más de 70 minutos. Se encuentran en cualquier océano del mundo. Posee la capacidad de regular la temperatura de su cuerpo manteniéndolo caliente cuando navega en aguas frías, cuenta con adaptaciones que le permiten retener el calor: el tamaño corporal, los cambios en la actividad de la natación, el flujo de la sangre y una gruesa capa de grasa.

Alimentación

Se alimentan de medusas, viajan miles de millas para poder alimentarse de medusas, como su alimento vive en aguas profundas y heladas, las tortugas Laúd persiguen este alimento hacia esas aguas, gracias a su capacidad de mantenerse tibias por eso pueden estar en aguas heladas. También puede comer peces, crustáceos, calamares, erizos de mar y algas.

Reproducción

Ponen sus huevos en las costas durante las noches, cavan un nido y ponen hasta 110 huevos. Los cubren y vuelven al agua abandonando el nido. La temperatura del nido define el sexo de las crías. Si la temperatura es de 85,1 grados Fahrenheit nacerán machos y hembras, las temperaturas más altas producen hembras y las más bajas machos. Los bebes rompen el cascaron después de 70 días se abren camino escarbando para salir del nido y arrastrarse hasta el agua. En la que depredadores hacen un festín siendo pocos los que logran sobrevivir. Se estima que de cada mil crías solo una sobrevive.

La especie se encuentra amenazada, hay casos en los que han muerto al ingerir botellas de plásticos que confunden con medusas, hay quienes consideran los huevos un alimento exquisito y los roban, Otras tortugas Laúd mueren atrapadas en las redes de pesca.

El número de tortugas Laúd en el atlántico permanece estable, por el contrario en el Índigo disminuye de forma alarmante.

Científicos del mundo las estudian para diseñar mecanismos que la protejan.

Tortugas Laud
5 (100%) 1 vote

Pin It on Pinterest

Shares
Share This