Seleccionar página

Si bien todas y cada una de las especies de osos, incluyendo los osos negros y pardos, pertenecen por denominación a la orden Carnivora, se trata realmente de animales omnívoros que se nutren de plantas, insectos, peces y animales.

Los osos pasan la mayoría de su tiempo en pos de nuevos hábitats a lo largo del año, alimentándose de insectos, flora y otras fuentes más libres (si bien más bajas asimismo en calorías). Los comestibles vegetales forman la mayoría en la dieta de un oso (a veces hasta un noventa por ciento).

Pescado y carne, fuentes esenciales de proteínas y grasas

No obstante, el pescado y la carne asimismo son fuentes esenciales de proteínas y grasas, si bien la mayor parte de los osos que habitan en áreas no ribereñas dependen de la carroña (incluyendo los animales asesinados a lo largo del invierno).

Otros úrsidos, sin embargo, se transforman en predadores muy eficientes de levantes recién nacidos, corzos o bien caribúes. Otros viven en áreas donde el salmón, las truchas y demás peces desovan a lo largo de buena parte del año.

Dieta de los osos

Cuando los osos salen de sus guaridas en la primavera, el alimento es escasa. Estos animales se hallarán hambrientos, y la mayor parte de los árboles y arbustos no aflorarán hasta el mes próximo. De forma adicional la yerba que medra en las elevaciones bajas apenas ha empezado a mostrarse, y por tal razón, a lo largo de esta temporada del año, los osos pueden ser encontrados forrajeando en las laderas orientadas al sur, donde pueden localizar bayas hibernando o bien algún cadáver de alce o bien corzo asesinado a lo largo del invierno.

Los primeros pastos verdes afloran frecuentemente en los bordes de riachuelos o bien en los prados de humedales abiertos, lo que asimismo hace que estas áreas sean atractivas para los osos. En el caso de los osos pardos, con garras largas y poderosos hombros, estos asimismo van a poder excavar en pos de raíces ricas en nutrientes, como bulbos de lis en los glaciales y otros comestibles que contengan almidón.

En lo relativo a los osos ribereños, sobre todo durante los vales fluviales de poca elevación, estos se nutren de raíces de col apestosa y juncias, o bien en ciertos casos, de cadáveres bien curados de salmón que hayan fallecido el otoño precedente tras el desove. Dado a que la comida es parcialmente escasa a lo largo de la primavera, los osos proseguirán perdiendo peso hasta bien entrado junio.

Alimentación vegetariana

Conforme la capa de nieve reduce y los días se prolongan, la nueva flora empieza a aflorar. A lo largo de este tiempo, los osos procurarán los primeros de estos brotes en praderas húmedas y durante riachuelos y ríos, en las laderas, en los bosques de chopo y durante los bordes de los pantanos.

Los ejemplares que viven cerca de las zonas de actividad humana, se hallan con frecuencia pastando en la yerba de los campos de golf, las pistas de esquí, los parques y otros espacios urbanos. A lo largo del verano, estos animales asimismo van a pasar un sinnúmero de tiempo hurgando en pos de hormigas y larvas de escarabajo en los leños caídos.

Dieta de arándanos y otras bayas

Después, a fines de julio o bien principios de agosto, con la primera maduración de los arándanos y otras bayas, los osos van a pasar a dedicar su tiempo explorando y recogiendo estos comestibles ricos en nutrientes. En los aledaños del Parque Nacional Banff (Alberta, Canadá), los osos pardos han dejado registros de haber devorado más doscientos cero bayas en un día. Del mismo modo, en las zonas urbanas, los osos pueden ser encontrados alimentándose de los frutales y arbustos de bayas.

El otoño es un periodo crítico para los osos negros y pardos, puesto que van a entrar en el estado de hiperfagia y van a tratar de adquirir la mayor cantidad de grasa posible para encarar el largo sopor invernal. Tras la primera helada pesada, las cosechas de bayas ceden y las fuentes de comestibles comienzan a escasear.

Alimentación de peces en desove

Los osos, particularmente las especies ribereñas, se nutrirán de las grandes concentraciones de peces en desove. En otros lugares, estos animales van a poder contar con zonas verdes o bien raíces, que con frecuencia persisten cerca del agua. Además de esto, asimismo deambularán extensamente en pos de restos intestinales y animales heridos abandonados por los cazadores.

Después, tanto los osos negros como los pardos se retirarán a sus madrigueras de invierno a lo largo de los meses de noviembre y diciembre cuando la nieve empiece a acumularse, o bien en el caso de las zonas ribereñas, cuando las lluvias invernales empiecen a arreciar.

Osos sin precisar hibernar

En las latitudes más bajas y en los tiempos más cálidos, los osos no precisan hibernar, pues el alimento se halla libre casi todo el año. En verdad, muchos osos urbanos no hibernan y en cambio se habitúan a que las personas le provean de suministros precisos para el invierno (alpiste, comestibles para mascotas o bien basura).

A lo largo del periodo de hibernación, los osos no acostumbran a tomar o bien comer, si bien se han observado ciertos ejemplares abandonando provisionalmente su guarida a lo largo del invierno para alimentarse de animales congelados por el invierno.

Alimentación de los osos
Califica el artículo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This